Engie Brasil compra parques solares a GIP en una operación de 646 millones de dólares

FOTO DE ARCHIVO. El logo de Engie se ve durante la junta general anual de accionistas de la empresa en París, Francia

SAO PAULO, 30 oct (Reuters) - La compañía eléctrica Engie Brasil Energia dijo el lunes que acordó la compra de cinco centrales fotovoltaicas en funcionamiento en Brasil a Atlas Renewable Energy, una empresa propiedad del fondo de inversión Global Infrastructure Partners (GIP).

La operación de compra de los parques solares, que suman una capacidad instalada de 545 megavatios (MWac), está valorada en unos 3.240 millones de reales (unos 646 millones de dólares), informó Engie Brasil en un comunicado bursátil, que incluye la deuda neta de Atlas de 971 millones de reales.

La empresa, controlada por el gigante energético francés Engie, afirmó que es probable que la operación afecte positivamente a sus márgenes de beneficio bruto de explotación a largo plazo, puesto que ya dispone de energía contratada con "rendimientos compatibles".

"La adquisición de activos operativos, con energía contratada, se ha convertido en una opción atractiva para expandir eficientemente nuestros negocios en este momento del mercado", dijo el jefe financiero Eduardo Takamori.

En un comunicado separado, Atlas afirmó que intentará reinvertir el dinero procedente de la operación en el desarrollo de nuevos proyectos de energías renovables en Brasil, señalando que, tras la transacción, seguirá contando con 1,8 gigavatios de capacidad instalada en el país.

Esto incluye dos parques solares en desarrollo en el estado de Minas Gerais y otros dos proyectos en funcionamiento, según la empresa, que calificó la transacción con Engie Brasil de "rotación de activos".

"Atlas está creciendo significativamente en Brasil (...) y el país sigue siendo uno de sus principales mercados", dijo Fabio Bortoluzo, director nacional. GIP compró Atlas al inversor en infraestructuras sostenibles Actis a finales de 2022.

Los parques solares adquiridos por Engie están situados en los estados brasileños de Bahía, Ceará y Minas Gerais. El acuerdo aún está pendiente de aprobación de los reguladores locales, dijeron las empresas.

(1 dólar = 5,0152 reales)

(Reporte de Gabriel Araujo; Editado en español por Daniela Desantis)