Enfrentamientos entre policía y ecologistas por la construcción de un embalse para el riego

REUTERS/Stephane Mahe

60 gendarmes resultaron heridos, 22 de ellos de gravedad, el sábado 29 de octubre en Sainte-Soline, en la región de Deux-Sèvres, en el centro de Francia, durante los enfrentamientos entre la policía y militantes ecologistas y anticapitalistas. Estos últimos se manifestaron contra un proyecto de embalse para el riego y acusaron a los agricultores de privatizar el agua, mientras Francia sigue enfrentándose a una sequía.

Los activistas medioambientales se dirigen a las obras de un embalse agrícola, esos depósitos de agua al aire libre que se llenan bombeando la capa freática superficial en invierno. Pueden almacenar hasta 650.000 m3 (260 piscinas olímpicas) de agua y permiten a los agricultores regar en verano.

Marie-Jeanne tiene más de 60 años, pero no dudó en enfrentarse a la policía, como explicó a Baptiste Coulon, corresponsal especial del servicio de Francia de RFI. "A un policía que quería impedirme cruzar la carretera cuando estaba delante de él -me dijo que me quitara de en medio, señora, que se retirara- le dije que lo condenaba, con una gran sonrisa, a morir de sed, ¡porque ellos son tan víctimas como nosotros de estos problemas de agua! No es normal que la policía utilice tantos medios para disuadir a las personas que quieren declarar”, declaró.

Se denuncia la agricultura intensiva

La reserva de agua de Sainte-Soline es el segundo de los 16 proyectos de embalses desarrollados por un grupo de 400 agricultores en este departamento del centro de Francia. Los agricultores afirman que permitirían "una reducción del 70% de las extracciones de verano" de la capa freática.


Leer más sobre RFI Español