Enfermos renales protestan por desabasto de medicamentos en Tlaxcala

·2  min de lectura

TLAXCALA, Tlax., julio 19 (EL UNIVERSAL).- Tlaxcala se sumó a las entidades que registran desabasto de medicamentos y el que existe presuntamente es de mala calidad en detrimento de pacientes con enfermedades crónico-degenerativas, que dependen de un tratamiento médico permanente como paliativo de los síntomas de su enfermedad.

En el caso de esta entidad, los hospitales del IMSS registran falta de medicamentos para pacientes con enfermedades renales; esta condición perjudica a unos 750 enfermos.

Por ello, al grito de "Queremos Baxter", derechohabientes del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) se manifestaron afuera Hospital General de Zona (HGZ) número 01, ubicado en la colonia La Loma de la capital tlaxcalteca, para exigir que les proporcionen sus medicamentos completos y de la marca a la que estaban acostumbrados.

Aseguraron que el IMSS registra escasez de medicamentos para las hemodiálisis y reciben una dotación mínima de la marca Baxter porque la intención del instituto es pasarlos a los laboratorios PISA que, según los pacientes, son de mala calidad porque provocan severos efectos secundarios.

--Por qué sigue y seguirá el desabasto de medicamentos

"Queremos que nos solucionen este problema porque lo que está en riesgo es nuestra vida, muchos de los pacientes ya no tenemos producto y quieren darnos Pisa, pero es de muy mala calidad ese producto. Exigimos que nos regresen a Baxter que nos mantiene bien", explicó una paciente.

Los quejosos bloquearon la avenida Universidad como medida de presión para que la delegación del IMSS resuelva su inconformidad que es que reciban sus tratamientos en la marca Baxter y no PISA.

También portaron pancartas en las que expresaron su rechazo a la decisión del IMSS de cambiar de laboratorio; "Baxter igual a calidad. Pisa nos mata", "Que no jueguen con nuestras vidas, queremos Baxter", "No permitiremos que nos cambien de laboratorio, queremos Baxter", se leía en algunas cartulinas.

En respuesta a la protesta, el nosocomio informó a los enfermos renales que perdió la licitación con la empresa que abastece el medicamento de la marca Baxter y, en consecuencia, tuvo que adquirir otro.

Aunque según los pacientes, el IMSS cambió la empresa porque el precio es más barato por 18 pesos, a pesar de que implique complicaciones para quienes se deben suministrar en el proceso de hemodiálisis.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.