Detenida por usurparle supuestamente la identidad a una doctora en Sevilla para emitir recetas

·3  min de lectura

La Guardia Civil, según informa El Diario de Sevilla, ha procedido a la detención de una enfermera en dicha provincia andaluza tras una minuciosa investigación que les llevó hasta esta sanitaria, a la que otra acusó de haberse hecho pasar por ella para extender recetas en su nombre sin tener la facultad de poder hacerlo como enfermera.

La sospechosa habría fabricado un sello para dar una mayor apariencia de autenticidad a las recetas. (Foto: Getty Images)
La sospechosa habría fabricado un sello para dar una mayor apariencia de autenticidad a las recetas. (Foto: Getty Images)

El origen del caso, recogen medios locales, se remonta a octubre, cuando una doctora denunció que alguien le estaba usurpando su identidad y extendiendo recetas médicas en su nombre. En la denuncia presentada explicó que había tenido conocimiento de que una enfermera podría estar detrás de la falsificación de su firma y su sello en recetas de Muface (Mutualidad General de Funcionarios Civiles del Estado de España), organismo encargado de la gestión de las prestaciones y asistencia sanitaria de los funcionarios.

Hecha la denuncia, la Guardia Civil inició una investigación que comenzó con la petición a Muface de los talonarios usados durante varios años. Así, los agentes del Puesto Principal de la Guardia Civil de Mairena del Aljarafe (Sevilla), encargados de la llamada ‘operación Estempel’, estudiaron la documentación recibida y detectaron al menos 60 recetas médicas fraudulentas.

Según ha trascendido, cuando estas fueron enseñadas a la doctora que había denunciado la usurpación de su identidad esta reconoció que todas habían sido falsificadas. Para ello, la ahora detenida y acusada, habría fabricado un sello propio con el fin de que pareciesen auténticas.

Comprobado el supuesto delito, la Guardia Civil procedió a localizar y detener a M. E. M. S. S., de 45 años. La detenida se enfrenta a una posibles acusación de delitos continuados de falsificación documental, usurpación de estado civil e intrusismo profesional. El caso ha pasado a disposición Judicial.

No es la primera vez que se llevan a cabo detenciones por la emisión de recetas fraudulentas. A finales de 2019 dos hombres fueron detenidos en el marco de otra investigación llevada a cabo por la Guardia Civil de Talavera de la Reina (Toledo), tras ser puestos sobre la pista por varios farmacéuticos. En aquella ocasión, como recogió Redacción médica, se sospechaba que detrás de esta falsificación de recetas de Clonazepan podría estar un grupo organizado y se descubrió que estas eran extendidas con talonarios que habían sido robados en la Comunidad de Madrid. 

Los sospechosos las rellenaban de manera digital y, tras localizar a los facultativos que supuestamente las habían cumplimentado, los investigadores confirmaron que les habían suplantado la identidad. Aunque en el caso de Sevilla no ha trascendido el fin de las recetas fraudulentas, en el caso toledano se apuntó a la comercialización posterior del fármaco indicado en las mismas. 

Ese mismo año, en mayo, un juzgado de Palma condenó a un hombre de 46 años a seis meses de prisión y una multa de cinco euros diarios durante seis meses por falsedad documental por la falsificación de recetas para adquirir un medicamento para tratar el trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH). Y a comienzos de 2020, también en Palma, un hombre aceptó una condena de año y medio de cárcel por falsificar recetas para conseguir dos fármacos contra el insomnio. En ninguno de estos casos quien falsificaba las recetas era un profesional sanitario, como supuestamente ha ocurrido en Sevilla. 

EN VÍDEO | El año de los millones de Araceli: la vacunación récord salvó miles de vidas

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.