Las enfermedades más comunes en perros

Saira Peñaloza
·3  min de lectura
Las enfermedades más comunes en  perros
Las enfermedades más comunes en perros

Adoptar un perro es sinónimo de asumir una gran responsabilidad con nuestras mascotas, porque debemos ser conscientes de la importancia de brindarles todo lo que necesitan .Por lo tanto, en esta publicación, te mostramos algunas de las enfermedades caninas más comunes y sus síntomas. Esta es la información básica que todos los dueños de perros deben conocer, y es muy útil para guiarnos cuando sea necesario.
Incluso si no está seguro de cuál es la enfermedad exacta, debe llevarlo a un médico. A partir de ahí, su veterinario podrá brindarle un mejor diagnóstico. En general, cuanto antes envíe a su mascota al veterinario, mejor será la valoración médica y mayores serán las posibilidades de recuperación. A menudo esperamos demasiado para ir al veterinario, y la salud de nuestro perro puede llegar al punto en que no podemos hacer nada por él.
Parvovirus Canino
El parvovirus canino o parvovirus canino es una enfermedad viral que afecta especialmente a los cachorros, aunque puede afectar a cualquier tipo de perro, incluso después de la vacunación. Es altamente contagiosa y fatal que afecta los intestinos y se manifiesta a través de diarreas sanguinolentas.
Los síntomas del parvovirus canino son:
Disminución del apetito
Vómitos muy severos
El perro parece adormecido, inactivo o muy cansado
Diarrea abundante y sanguinolenta
Fiebre
Rápida deshidratación
Debilidad
Puede entrar en shock debido a la pérdida de fluidos
Se puede ver afectado el corazón

Moquillo canino
Puede causar molestias en el tracto respiratorio, el sistema digestivo y el sistema nervioso central del perro. Es muy contagioso en perros no vacunados y suele ser mortal, especialmente en cachorros jóvenes. Se le llama "una enfermedad con miles de síntomas", por lo que a veces es difícil de diagnosticar.
Los síntomas del moquillo canino son:
Fiebre
Pérdida del apetito
Decaimiento en general
Pérdida de peso
Deshidratación
Tos
Dificultad para respirar
Ojos enrojecidos
Conjuntivitis
Vómitos
Diarrea
Hepatitis
La hepatitis canina se produce por una inflamación del hígado, que puede estar ocasionada por una mala alimentación o por una exposición reiterada a distintos tóxicos, lo que afecta progresivamente al hígado y puede llegar a causar un daño crónico.

Cuando el daño hepático ha afectado a las funciones de este importante órgano podremos observar signos graves que indican un mal funcionamiento ya no del hígado, sino de todo el organismo. A veces esta enfermedad no ofrece síntomas, sino que se puede producir la muerte repentina del cachorro.

Otras veces aparecen síntomas como :
Fiebre
Pérdida de apetito
Vómitos
Diarrea
Inflamación de las amígdalas.
Dormir mucho

Cáncer
Las causas del cáncer no tienen una teoría concreta, sin embargo, existen factores que pueden agravar esta situación como por ejemplo la exposición a productos tóxicos o las radiaciones solares extremas.
Los tipos de cáncer más comunes en perros son: cáncer de piel, cáncer de mama, tumores cancerosos en cabeza y cuello, linfoma, cáncer testicular y cáncer de huesos. Las razas con más predisposición a sufrir cáncer son: Bóxer, Golden retriever, Labrador retriever, Dogos, Mastines, San Bernardo y Bulldog.

Generalmente un cáncer pasa desapercibido hasta que alcanza un volumen considerable. Es entonces cuando la mayoría de propietarios se alertan ante una situación anormal ya sea por comportamientos o por la aparición de bultos.
A continuación te detallamos algunos de los síntomas que pueden significar la aparición de un cáncer:
Dolor
Malestar
Vómitos
Lloros
Inflamaciones anormales
Bultos anormales
Úlceras que no sanan
Pérdida de apetito
Pérdida de peso
Hemorragias frecuentes
Olor a putrefacción en alguna zona
Otitis
Es una de las enfermedades más comunes y molestas que pueden padecer los canes. Existen diversas causas que pueden provocar esta dolencia, tales como parásitos, una humedad excesiva y hasta la inflamación del canal auditivo
Síntomas de otitis en perros
Sacudidas de cabeza
Frotamientos de cabeza y orejas
Rascado de orejas constante
Cabeza ladeada
Exceso de cera
Pérdida de pelo en las orejas
Pérdida de equilibrio
Vueltas en círculo
Disminución o pérdida de la audición
Mal olor en las orejas
Dolor en las orejas
Depresión o irritabilidad