Enfermedades bucales han aumentado con la pandemia de COVID-19

Newsweek México
·2  min de lectura

ODONTÓLOGOS de distintos países advierten que el encierro social obligado por la pandemia de SARS-CoV-2 generará una cresta en el registro de enfermedades periodontales, gingivitis y caries a escala mundial.

Reunidos en el foro virtual titulado “Desde la luna”, expertos de México, Estados Unidos, Inglaterra, La India y Marruecos coincidieron en que la salud bucodental también debe incluirse entre las acciones que generan “bienestar humano”.

De acuerdo con Jaime Edelson, presidente de la Fundación Asociación Dental Mexicana (FADM), a pesar de que muchos consultorios dentales no han parado labores, al menos 55 por ciento de los pacientes han postergado sus visitas al dentista.

Solo en el caso de urgencia, cuando hay dolor agudo involucrado, los enfermos han acudido con el médico. Vía comunicado, la asociación informó que los pacientes tienen miedo de contagiarse en los consultorios, pese a que la mayoría de los dentistas han redoblado sus protocolos de desinfección.

También lee: Dormir mal, una “epidemia mundial” vinculada con el COVID-19

A lo anterior se suma que la población en general ha modificado sus rutinas de salud bucal y se ha incrementado el consumo de azúcares en la dieta cotidiana. Esto repercutirá en un incremento en afecciones periodontales.

En su participación, Karen West, jefa ejecutiva de la Asociación Americana de Educación Dental, advirtió que los futuros estudiantes de odontología deberán adaptarse a una nueva escuela en donde la tecnología tenga un lugar preponderante y basada en nuevos métodos de prevención, diagnóstico e investigación.

En agosto de 2020, la Organización Mundial de la Salud (OMS) emitió el documento “Los servicios esenciales de salud bucodental en el contexto marco de la COVID-19”, en el que se recomienda postergar los servicios ordinarios no urgentes de salud bucodental que suelen incluir revisiones, limpiezas, tratamientos preventivos y estéticos. Este llamado es hasta que “disminuya lo suficiente la tasa de contagios de la transmisión comunitaria.

“Sí deben realizarse las intervenciones de urgencia o emergencia que resulten imprescindibles para que una persona mantenga su funcionalidad bucodental, así como para evitarle a alguien un dolor agudo y garantizar su calidad de vida”, anota la OMS.

No te pierdas: La menopausia prematura aumenta el riesgo de enfermedad cardiovascular

Telemedicina, ventilación de los consultorios, uso de dispositivos sanitarios como cubrebocas y careta plástica, así como la limpieza y desinfección después de la visita de cada paciente son las recomendaciones que hace este organismo internacional para el personal de salud bucodental de los sectores público y privado.

La OMS explica que en los establecimientos de salud bucodental se llevan a cabo múltiples procedimientos generadores de aerosoles, esto es, tratamientos médicos, dentales o de atención al paciente en los que se producen partículas suspendidas que pueden desplazarse o permanecer en el aire y que son capaces de provocar una infección por inhalación. N