‘La enfermedad de Crohn es el precio que estamos pagando por haber sobrevivido a la peste’

·1  min de lectura

La bacteria que originó la Peste Negra que mató a decenas de millones de personas en Europa durante la Edad Media todavía sigue activa en algunas zonas del mundo como Madagascar, China, Estados Unidos, Brasil o Perú. El científico costarricense Javier Pizarro-Cerdá del Instituto Pasteur ha descubierto, junto a otros investigadores, que las personas que sobrevivieron a la peste tenían un gen de resistencia a la bacteria en su sistema inmunitario y este gen se ha transmitido hasta hoy.

La peste es una enfermedad causada por una bacteria, el bacilo Yersinia pestis, descubierto por el pasteuriano Alexandre Yersin en 1894. La bacteria se encuentra principalmente en los roedores y se transmite al humano por las pulgas. La peste es una enfermedad fulminante, una persona puede morir en 24 horas si no recibe el tratamiento necesario con antibióticos. De momento, no existe ninguna vacuna eficaz para prevenir la infección.

“Con colegas de Chicago, Montreal hemos estado investigando esqueletos de gente que murió en Londres entre 1347 y 1350, época de la peste; y otros esqueletos que murieron después de 1352 y hemos identificado un gen que permite desarrollar una respuesta inmune mucho más fuerte. Tenemos la pista muy importante de que este gen, probablemente, protegió a una gran parte de la población humana de la peste”, asegura Pizarro-Cerdá.

Junto a su equipo están trabajando con miles de bacterias y gracias a las técnicas actuales de secuenciación de ADN tienen acceso a bacterias muy antiguas y que vienen de todas las partes del mundo.

El pase sanitario ya se usó en Italia durante la epidemia de peste


Leer más sobre RFI