Enfermedad de Chron: nueva esperanza sobre posibles tratamientos

HolaDoctor
·5  min de lectura
Enfermedad de Chron: nueva esperanza sobre posibles tratamientos
Enfermedad de Chron: nueva esperanza sobre posibles tratamientos


Esta podría ser una buena noticia para las personas que padecen enfermedad de Crohn. Se ha identificado una nueva infección del tejido en los pacientes con Crohn, y los investigadores afirman que su hallazgo podría en algún momento conducir a un mejor tratamiento de esta enfermedad intestinal inflamatoria.

En las lesiones sin sanar que provoca la enfermedad en los intestinos encontraron niveles elevados de un tipo de hongo (o levadura) que se encuentra comúnmente en el queso y la carne procesada.

Los investigadores descubrieron que los niveles del hongo Debaryomyces hansenii son más elevados en los pacientes con enfermedad de Crohn que en las personas que no sufren de la enfermedad.

En los pacientes con sufren de la enfermedad de Crohn, los niveles de este hongo son particularmente altos en las regiones inflamadas de forma crónica en el colon y el intestino delgado, lo cual indica que hay lesiones intestinales sin sanar, según el estudio.

La enfermedad de Crohn es una afección por la cual resultan inflamadas partes del tubo digestivo. Casi siempre compromete el extremo inferior del intestino delgado y el comienzo del intestino grueso.

También puede ocurrir en cualquier parte del tubo digestivo desde la boca hasta el extremo del recto (ano).
La enfermedad de Crohn es una forma de enfermedad intestinal inflamatoria (EII).

La investigación define un vínculo claro entre un microbio intestinal específico y la respuesta de sanación de las lesiones.

"La sanación alterada de las lesiones puede fomentar la inflamación crónica, y ambas cosas son características clave de las enfermedades intestinales inflamatorias", señaló el líder del estudio, el Dr. Thaddeus Stappenbeck, presidente del departamento de inflamación e inmunidad del Instituto de Investigación Lerner de la Clínica Cleveland.

"Dirigirse a esta infección podría ser un método viable para tratar la enfermedad o desarrollar estrategias de prevención basadas en la dieta", explicó Stappenbeck a HealthDay.

El efecto del hongo en el intestino

En una parte del estudio, los investigadores realizaron biopsias del tejido intestinal de pacientes con y sin enfermedad de Crohn. Se descubrió el D. hansenii en la mayoría de las muestras enfermas, en comparación con apenas un 10 por ciento de las muestras sanas.

Los autores del estudio concluyeron que aunque el D. hansenii no es ampliamente proinflamatorio, contribuye a la gravedad de la enfermedad de Crohn al aumentar los niveles de una citoquina llamada CCL5 (quimiocina ligando 5). Las quimiocinas como la CCL5 reclutan a otras células inflamatorias.

"En conjunto, nuestros hallazgos sugieren que dirigirse a la CCL5 o al hongo mismo podrían ser métodos terapéuticos viables para mejorar la sanación intestinal en los pacientes con enfermedad de Crohn que estén infectados con el D. hansenii", planteó Stappenbeck.

Se necesitan más investigaciones para evaluar a una variedad más amplia de pacientes, y para seguir a los pacientes con infecciones con D. hansenii con el fin de determinar la importancia del hongo en términos de la gravedad, la progresión y la respuesta al tratamiento del Crohn, según Stappenbeck.

Añadió que también se necesitan más estudios para aprender más sobre la conexión entre la dieta y la enfermedad de Crohn.

La investigación sobre la flora intestinal o microbioma se ha disparado en la última década, y es así como se tiene una mayor comprensión sobre el rol que tiene en la salud.

"Nuestro estudio respalda que el D. hansenii es seguro en los individuos sanos, pero que quizá podría ser problemático en los pacientes con Crohn", explicó.

Los resultados se publicaron en la edición del 12 de marzo de la revista Ciencia.

Qué causa la enfermedad de Crohn

La causa exacta de la enfermedad de Crohn se desconoce. Es una afección que se presenta cuando el sistema inmunitario del propio cuerpo ataca por error y destruye el tejido corporal sano (trastorno autoinmunitario).

Cuando partes del tubo digestivo permanecen hinchadas o inflamadas, las paredes intestinales resultan engrosadas.

Los factores que pueden jugar un papel en la enfermedad de Crohn incluyen:

  • Los genes y los antecedentes familiares (las personas que son blancas o de ascendencia judía europea están en mayor riesgo).

  • Los factores ambientales.

  • Tendencia del cuerpo a reaccionar en forma exagerada a bacterias normales en los intestinos.

  • Tabaquismo.

  • La enfermedad de Crohn puede ocurrir a cualquier edad. Más a menudo se presenta en personas entre los 15 y los 35 años.

Síntomas de la enfermedad de Crohn

Los síntomas dependen de la parte del tubo digestivo afectada. Estos síntomas fluctúan de leves a graves, y pueden aparecer y desaparecer con períodos de re-agudizaciones.

Los principales síntomas de la enfermedad de Crohn son:

  • Dolor abdominal (zona del vientre) con cólicos.

  • Fiebre.

  • Fatiga.

  • Falta de apetito y pérdida de peso.

  • Sensación de que necesita defecar, aun cuando sus intestinos ya estén vacíos. Puede implicar esfuerzo, dolor y cólicos

  • Diarrea acuosa, que puede tener sangre.

Otros síntomas pueden incluir:

  • Estreñimiento

  • Úlceras o inflamación de los ojos

  • Drenaje de pus, moco o heces de la zona alrededor del recto o el ano (causado por algo llamado fístula)

  • Hinchazón y dolor articular

  • Úlceras bucales

  • Sangrado rectal y sangre en las heces

  • Encías sangrantes

  • Protuberancias (nódulos) rojas y sensibles bajo la piel que pueden convertirse en úlceras cutáneas

  • Fístulas anorrectales

  • Pruebas y exámenes

  • Un examen físico puede revelar una masa o sensibilidad en el abdomen, erupción cutánea, articulaciones inflamadas o úlceras bucales.

Los exámenes para diagnosticar la enfermedad de Crohn incluyen:

  • Enema opaco o tránsito esofagogastroduodenal

  • Colonoscopia o sigmoidoscopia

  • Tomografía computarizada (TC) del abdomen

  • Endoscopia por cápsula

  • Resonancia magnética (RM) del abdomen

  • Enteroscopia

  • Enterografía por RM

  • Se puede realizar un cultivo de heces para descartar otras causas posibles de los síntomas.


Más información sobre la enfermedad de Crohn aquí