La enfermedad de Atala Sarmiento que la mantiene lejos de la TV

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 24 (EL UNIVERSAL).- A horas de haber lanzado una convocatoria a través de sus historias de Instagram, para consultarle a sus más de 637 mil fans de la red social, cuándo quieren conversar con ella a través de una transmisión en vivo, Atala Sarmiento se mantiene positiva y cordial con quienes le han manifestado su apoyo.

La vida de la periodista no ha sido fácil y hoy le toca atravesar un difícil momento, pero está acompañada de los mejores especialistas y el cariño de su círculo íntimo y sus fans. Tras haber pasado por "Ventaneando", "Intrusos" y "La historia detrás del Mito", entre otros ciclos de la televisión, la conductora se mantiene alejada de las cámaras.

Alejada de las cámaras y los estudios de grabación y transmisión, pero cerca de sus seguidores de las redes sociales, así vive en el presente Atala. Desde allí comparte sus experiencias y sobre todo abre su corazón con sinceridad, como lo ha hecho en los últimos días.

El problema que mantuvo alejada a la periodista de la televisión es de salud, pero en otras oportunidades ha mencionado que su contrato en "Ventaneando" finalizó y luego decidieron no renovárselo por tener intereses de aumento de sueldo. Desde entonces la comunicadora ha permanecido activa desde otro lado (unos meses en "Soy famoso ¡Sácame de aquí!"), hasta que surgió un cuadro de anemia grave que tuvo que ser atendido.

En uno de los videos publicados por Sarmiento en la red social de la camarita, ha explicado que hace un mes y medio tuvo que hacerse una transfusión de hierro intravenoso porque llegó a un grado de anemia “bastante serio”. La periodista confesó que se había quedado sin reservas del mineral y se fue quedando sin fuerzas.

En un intento por sincerarse totalmente y abrir su corazón, Atala confesó que llevaba mucho tiempo dedicándole su energía a situaciones que hicieron que se desatendiera en cuestiones de salud. "Soy consciente de que mi anemia tenía mucho de emocional y, hasta que mi cuerpo me habló a gritos, entendí que tenía que cambiar el foco de mis prioridades", fue parte de lo que compartió con sus seguidores.

Luego la conductora que en diciembre cumplirá sus 50 años afirmó que está "en plena recuperación" e hizo énfasis en la concientización acerca de la intolerancia al gluten. "Cuando oigo a gente reírse comentando que ‘comer sin gluten’ es una moda me dan ganas de reventar. Ser celíaco es una cosa seria, es un padecimiento que puede generar consecuencias serias y delicadas en la salud", fue lo que dijo la sobrina de Sergio Sarmiento.