Hasta enero, la experiencia inmersiva de Van Gogh Alive

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 14 (EL UNIVERSAL).- Pinturas como Campo de trigo con cuervos, Noche estrellada, Almendro floreciente, El viñedo rojo y Dormitorio de Arles, entre otras, del artista Vincent Van Gogh, se podrán apreciar hasta el 31 de enero de 2021, porque la exposición Van Gogh Alive The Experience México extiende su estancia en la Ciudad de México.

La exposición inmersiva que se presenta en la explanada del Monumento a la Madre fue inaugurada en febrero pasado; sin embargo, para finales de marzo tuvo que cerrar por la pandemia de Covid-19.

En agosto reanudó sus actividades y ahora notificó que permanecerá disponible hasta finales de enero del siguiente año.

"En agradecimiento al apoyo del público mexicano y con el apoyo invaluable de nuestros patrocinadores y aliados, permaneceremos abiertos hasta esta nueva fecha: para que todas las personas que desean visitar esta exhibición de clase mundial puedan hacerlo y no se pierdan este hito cultural en México", indicó Must Wanted Group, compañía que trajo al país el concepto del espectáculo inmersivo.

Bernardo Noval, director general de Van Gogh Alive México y de Must Wanted Group, explicó en febrero que "Van Gogh Alive es una galería completamente inmersiva, multisensorial, donde podremos disfrutar la vida, la historia, la obra de Van Gogh. Es una experiencia extraordinaria donde el público podrá oler los campos de lavanda, los girasoles, todo lo que llevó a Van Gogh a ser el gran maestro de la pintura a nivel mundial".

Y en efecto, el recorrido por Van Gogh Alive es de aproximadamente 40 minutos, tiempo en el que se pueden apreciar a detalle las obras, los colores, los trazos, la fuerza de sus obras.

Las más de 3 mil imágenes que conforman la experiencia son emitidas por 40 proyectores de alta definición que toman forma en los muros, columnas y en el piso; algunas reproducciones de pinturas tienen detalles con movimiento, y también hay fotos y videos de planos de ciudades donde estuvo el artista, de girasoles, de trigo y de flores.

Todo el ambiente huele a flores, pero además del olfato y la vista, el sentido del oído se enciende con el sonido envolvente con la reproducción de música de Bach, Beethoven y Mozart.

Los boletos para la experiencia de Van Gogh Alive se pueden adquirir a través del sistema Superboletos en su página de Internet y de forma presencial en la taquilla instalada en el Monumento a la Madre.