Enemigas íntimas: Mónica Gonzaga, Ethel Brero y el enfrentamiento menos pensado

LA NACION

La guerra entre modelos vintage explotó a partir del casamiento de Eduardo Constantini con Elina Fernández, su novia 40 años menor. Luego de que se viralizara un audio de Anamá Ferreira, en donde la brasileña aseguraba que el matrimonio era un plan macabro de la joven para quedarse con la fortuna del dueño del Malba, sus amigas -entre las que figuran Mónica Gonzaga y Ethel Brero- reaccionaron y tomaron partido.

Mientras que Gonzaga apoyó a Anamá y redobló la apuesta ("Yo estoy muy preocupada por Costantini, porque si no se lo lleva el coronavirus, se lo lleva la señora con la que se casó porque es muy chiquita, lo va a matar", aseguraba hace unos días en un móvil de Intrusos), Brero fue la más enojada con la situación, al punto de escrachar a la brasilera por no cerrar su escuela de modelos en plena cuarentena.

"Háganla callar. Me da risa Mónica porque la pesqué hablando mal de mí en WhatsApp porque apretó mal el botón", expresó la modelo al escuchar los dichos de Gonzaga, entre los cuales también las tildó a ella y a Teresa Calandra -que en algún momento fue suegra de Brero- de "poco distinguidas".

"Están bastante equivocadas las personas que dicen que yo vivo de mi mamá. No es verdad, yo tengo mi trabajo, doy mis clases, mis cursos (en referencia a su escuela de modelos y asesoría de imagen). Se callan la boca chicas, tranquilas. Si hablan por hablar, no está bien; si hablan con pruebas, muéstrenlas (...) Yo no miento, no omito, ni tampoco soy oportunista. No voy a dar más trascendencia a este asunto, ni entidad a ciertas personas por la salud de mi madre y por mí", agregó, molesta mientras aclaraba que se encuentra en Córdoba cuidando a su madre enferma.

Instalada en Uruguay para pasar la cuarentena, este mediodía la ex chica Olmedo conversó nuevamente con el ciclo de América y le respondió duramente a su "amiga". "Ya falta que empiece a hablar en tercera persona. Es la Ethel de siempre, a la que quisimos así como es. Lamento mucho lo de la madre y lo del marido, los tanos son terribles. Por eso banco a las chicas que están con el empoderamiento", lanzó metiéndose en el conflictivo divorcio de Brero con su ex.

"A ella le encanta lo mediático, la excita que hablemos de ella. Nadie hablaba de ella, hace mil porque está en Córdoba. Creo que tiene que estar con su madre y saldar las cuentas con ella. Todas fuimos terribles, nuestras madres han sufrido mucho. En el momento en que alguien tiene que partir hay que saldar las cuentas y tratar de vivir en paz", remató.