Endeudarse siete años o más, la solución a los altos precios de los coches y su financiación

·Colaboradora
·6  min de lectura

Las tasas de interés van a seguir subiendo. Lo dejó muy claro Jay Powell, el presidente de la Reserva Federal, en su breve pero rotundo discurso en Jackson Hole hace unos días. Y eso va a encarecer aún más la financiación de unos autos que ya tienen unos precios muy elevados. Hasta ahora, la solución es pagar cada vez durante más años los préstamos, casi tantos como los que se quisiera conservar el coche.

Actualmente, la combinación de altos intereses y precios están obligando a compradores a tener préstamos de más de 70 meses (casi seis años) para poder hacerlos asequibles mes a mes (Foto: Getty)
Actualmente, la combinación de altos intereses y precios están obligando a compradores a tener préstamos de más de 70 meses (casi seis años) para poder hacerlos asequibles mes a mes (Foto: Getty)

Incluso si es usado.

Actualmente, la combinación de altos intereses y precios están obligando a compradores a tener préstamos de más de 70 meses (casi seis años) para poder hacerlos asequibles mes a mes. Y en el caso de los coches usados — los de años más recientes— la situación es incluso más acusada. Según Melinda Zabritski, directora de soluciones financieras de Experian, se están incrementando los plazos en algunos préstamos "hasta 73 e incluso 84 meses” (6 a 7 años).

Tal y como está el mercado, afectado en los últimos años por la pandemia, la falta de chips y los problemas en las cadenas de proveedores, quienes estén pensando en comprar un automóvil en estos momentos tienen que hacer tres cosas: armarse de paciencia, asumir que hay que ser flexible y preparar a conciencia las finanzas.

El problema principal es el precio. Jessica Caldwell, directora ejecutiva de la consultora especializada Edmunds, explica que los vehículos nuevos tienen un precio medio alrededor de los $47,000. “A los compradores en este mercado no suele disuadirles los precios porque en este momento se paga un premium, los autos que se venden son sobre todo SUV, trucks (camionetas) coches grandes que son más caros porque no hay mucho mercado entre los pequeños o sedanes, y eso es un motivo más por lo que cuestan más.”.

Pero si busca en el mercado de usados no va a encontrar alivio. Los precios ya están por encima de los $30,000 en algunos de los modelos más recientes.

Zabritski explica que dados esos precios aunque no han subido el número de préstamos si lo han hecho las cantidades de estos, un 13.2% más que el año anterior en el caso de los nuevos y un 18.6% en el de los usados. “En este momento estamos ante préstamos para vehículos nuevos que rondan los $40.000 por carro y en el caso de los usados los 30,000 por lo que los balances abiertos no han hecho más que crecer”.

El pago mensual medio en el caso de coches nuevos ronda los $667 (frente a los $582 de hace un año) y quienes ahora pagan un carro usado presupuestan $515 mensuales.

La compra de autos usados se ha encarecido tanto que en el segundo trimestre de este año y según los datos de este bureau de crédito, el 61.8% del total de la financiación de vehículos fue para este tipo de coches, frente al 58.5% en el mismo periodo del año pasado.

Caída del leasing

Adicionalmente, Edmunds ha encontrado que de abril a junio el 12.7% de quienes han financiado un coche nuevo están haciendo frente a cargos de $1,000 o más mensuales, un récord. “Es algo que nos ha llamado la atención porque estas cuotas tan altas eran las que pagaban quienes compraban autos exóticos o deportivos, no el mercado regular”. A esta situación ha contribuido la caída del mercado del leasing, que es como normalmente se hace con estos modelos más caros. El leasing es un alquiler a largo plazo con opción de compra por el valor residual del auto.

El leasing, en el que los fabricantes incentivan la financiación y bajan el precio de un coche que se va a entregar, está cayendo por debajo del 20% porque, dada la situación de ventas e inventarios las automotrices no tienen interés en este tipo de transacciones.

Por otro lado, las tasas de interés para estas compras según Caldwell han sido del una media del 5% en el caso de los coches nuevos en el segundo trimestre del año. Esta experta explica que normalmente hay un cierto subsidio ofrecido por los fabricantes porque su división financiera estará a cargo de facilitar la compra. “Pero para los usados, se sigue más la dirección que marca la Fed, y el APR es más alto, alrededor del 8.2%”.

(VIDEO) ¿Cómo te afecta un aumento en las tasas de interés?

En esta diferencia además se añade el hecho de que hay más compradores con menos calificación crediticia que en el caso de los modelos nuevos, lo que eleva la tasa de interés medio.

El alivio del 0% de financiación que ofrecían las marcas durante un periodo de tiempo que podía ser hasta 18 meses ha desaparecido lo que hace que la solución de extender cada vez más el plazo de devolución del crédito se haga realmente larga.

No obstante Zabritski opina que las subidas de tasas, hasta ahora, no es lo más gravoso. “En el año 2016 por ejemplo la tasa media era de 4.84% y en el 2018 del 5.4% y esos son años en los que se vendían vehículos en muy altos volúmenes”.

De cara al futuro, y con la asegurada subida de tasas, esta directora de Experian dice que habrá que estar pendiente de la morosidad. “Los últimos dos años han sido complicados de medir por las ayudas del Cares Act y otras regulaciones para ayudar con la pandemia en este sentido. De momento estamos por debajo de 2019 y 2018 pero vamos a vigilar cómo se mantienen estos préstamos tan elevados”.

Porque la situación no va a cambiar mucho en otros aspectos. “Quizá a finales de año la situación de los inventarios sea algo mejor pero no creo que lo sea mucho más. Creo que el ajuste va a ser lento porque hay mucha demanda acumulada. Definitivamente es un momento complicado para comprar un vehículo”, añade Caldwell.

El consejo de Zabritski, es que quienes quieran comprar sepan cuál es su situación crediticia y traten de tener la mejor puntuación para ello. “Pongan sus finanzas en orden”. Esta directora de Experian cree que los plazos de los préstamos podrán extenderse algo más y que haya más hechos por parte de credit unions que están tomándose más tiempo para subir las tasas de interés. “En este momento estamos viendo las tasas medias de las credit unions están 200 puntos básicos por debajo de lo que vemos en los bancos”.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Los 10 peores errores financieros que puedes cometer con tu pareja