Encuentros con animales silvestres desde la seguridad de tu sofá

Sarah Dreher
·4  min de lectura

Ver Rey tigre tal vez esté de moda, y las cabras y patos tal vez puedan pasearse con libertad por las calles de la ciudad, pero el mejor lugar para ver algunos de los animales más adorables y fascinantes del mundo es en sus hábitats naturales.

Desde los pangolines cubiertos de escamas hasta tortugas de 170 años y zorros miniatura de 56 gramos, dale una mirada a las criaturas más extraordinarias de cada continente desde la seguridad de tu sofá.

1. Cóndores

Foto: Dino Franke/EyeEm/Getty

California

A los cóndores de California les encanta el terreno seco y rocoso del sudoeste estadounidense. Puedes encontrarlos buscando comida sobre los matorrales, anidando en una cueva de un acantilado o en el agujero de un árbol gigante de secoya o planeando graciosamente sobre tu cabeza. Con su envergadura de hasta tres metros, estas son las aves voladoras más grandes de Norteamérica.

2. Perezosos

Foto: Salvador Badiella/Getty

Costa Rica

Si miras detenidamente en las selvas montañosas de Costa Rica, tal vez seas capaz de divisar perezosos peludos y cubiertos de algas colgando de los árboles o nadando a través de los canales; son sorprendentemente buenos nadadores. Costa Rica alberga el Santuario del Perezoso, el principal centro para rehabilitación e investigación de este animalito. Y por supuesto, a los perezosos notoriamente lentos les encanta una buena siesta.

3. Tortugas gigantes

Foto: EvergreenPlanet/Getty

Ecuador

Las tortugas gigantes son tal vez las habitantes más famosas de las Galápagos, cerca de la costa de Ecuador, y no viven en otra parte del mundo. Crecen en el clima bajo y seco de las islas; las 15 especies de estos reptiles lentos (algunas de las cuales ya están extintas) pueden pesar más de 400 kilos y vivir 170 años o más.

4. Capibaras

Foto: Tomm/Getty

Perú

A estos roedores semiacuáticos, también conocidos como carpinchos, les encantan los bosques, ríos, estanques y pantanos, lo que hace que Perú sea un hábitat perfecto para ellos, ya que más de 60 por ciento del país está cubierto por la selva del Amazonas. Son los roedores más grandes del mundo y pueden pesar hasta 70 kilos. Por lo general, los puedes encontrar asoleándose o masticando ruidosamente; ¡los capibaras adultos comen de 2 a 3.5 kilos de pasto al día!

Lee más: Cómo enfrentan la pandemia los animales salvajes, domesticados y de zoológico

5. Ovejas Feroe

Foto: Derek Neumann/Getty

Islas Feroe (Dinamarca)

El clima frío y ventoso de estas islas es demasiado crudo para muchas plantas y animales, pero no para las ovejas Feroe, que superan a la gente en proporción de siete a cinco. El nombre de las islas incluso proviene de una vieja palabra nórdica para “oveja”. Las ovejas silvestres —que son, de hecho, muy dóciles— son buenas y resistentes escaladoras, y están bien adaptadas al frío, lo que permite que los rebaños prosperen en las islas.

6. Focas monje del Mediterráneo

Foto: Christian Charisius/Picture Alliance/Getty

Grecia

Ahora se les encuentra casi exclusivamente alrededor de la costa de Grecia, por lo que estas focas monje son consideradas uno de los mamíferos más gravemente en peligro del planeta. Pero si llegas a ver una de estas criaturas tímidas, valdrá la pena. Sus ojos grandes y redondos les ayudan a ver bajo el agua mientras nadan a través del cálido Mediterráneo.

7. Gorilas montañeses

Foto: JaysonPhotography/Getty

Ruanda

Ruanda es uno de los tres países donde los gorilas montañeses viven en libertad, y solo hay alrededor de 1,000 vivos hoy día. Viven en comunidades de hasta 30 gorilas, liderados por un macho alfa. Como los humanos, la madre da a luz un bebé a la vez; los gorilas bebés montan en el lomo de sus madres hasta que cumplen dos o tres años.

8. Pangolines

Foto: EcoPic/Getty

Sudáfrica

El mamífero más traficado del mundo, el pangolín, aprecia especialmente la sabana cubierta de arbustos y boscosa de Sudáfrica. Son los únicos mamíferos que están cubiertos de escamas de queratina, las cuales usan para defenderse mediante enrollarse en una bola apretada cuando se sienten amenazados. Usan sus hocicos largos y estrechos para sorber las hormigas del suelo.

9. Emúes

Foto: Bazilfoto/Getty

Australia

Ave nacional de Australia, estas gigantescas aves no voladoras solo son más pequeñas que los avestruces. A pesar de crecer hasta 2 metros de alto, son muy veloces; pueden correr a 50 kilómetros por hora a través de la sabana y la pradera, mientras que sus plumas esponjosas los protegen del sol.

Publicado en cooperación con Newsweek / Published in cooperation with Newsweek