Encuentro en Uruguay sobre la polarización en la región y las perspectivas para un año de agenda caliente

De izquierda a derecha: José del Rio, Director de Contenidos y Secretario General de Redacción de LA NACION;
Déborah Friedmann, coordinadora de redacción de El País; Martín Aguirre, director de redacción de El País; Carolina Álvarez, editora de Internacionales de El Mercurio;  Ascanio Seleme, columnista de O Globo
De izquierda a derecha: José del Rio, Director de Contenidos y Secretario General de Redacción de LA NACION; Déborah Friedmann, coordinadora de redacción de El País; Martín Aguirre, director de redacción de El País; Carolina Álvarez, editora de Internacionales de El Mercurio; Ascanio Seleme, columnista de O Globo - Créditos: @Leo Maine

PUNTA DEL ESTE (Enviada especial).- Las últimas dos décadas en América Latina fueron testimonio de la polarización que atraviesa la política regional. Con Cristina Kirchner vs. Mauricio Macri como ejemplo en la Argentina, el enfrentamiento de dirigentes y la subrepresentación del electorado condujeron a que gran parte de los votantes se incline entre dos alternativas por descarte más que por afinidad. En una nueva edición del ciclo ¿Y ahora qué?, el director de Contenidos y secretario general de Redacción de LA NACION, José Del Rio; el director de Redacción de El País de Uruguay, Martín Aguirre; la editora de Internacional de El Mercurio de Chile, Carola Álvarez; y el columnista de O Globo, Ascanio Seleme, encabezaron un panel sobre cómo incide esta crispación generalizada en la población y cuáles son las reformas urgentes que desafían a los países del continente.

En un evento que tuvo lugar en el hotel Enjoy de Punta del Este, los referentes periodísticos de los principales medios regionales abordaron algunas de las problemáticas que atraviesan los países de América Latina. El director del diario El País, Martín Aguirre, partió de un análisis generalizado. “Los últimos 20 años han sido bastante diferentes de lo que esperábamos”, sostuvo.

De izquierda a derecha: Carolina Álvarez, editora de Internacionales de El Mercurio;  Ascanio Seleme, columnista de O Globo; José del Rio, Director de Contenidos y Secretario General de Redacción de LA NACION
De izquierda a derecha: Carolina Álvarez, editora de Internacionales de El Mercurio; Ascanio Seleme, columnista de O Globo; José del Rio, Director de Contenidos y Secretario General de Redacción de LA NACION - Créditos: @Leo Maine

A pesar de la imagen de unidad que dio vuelta al mundo con el presidente Luis Lacalle Pou y los exmandatarios José “Pepe” Mujica y Julio María Sanguinetti en la asunción de Luiz Inácio “Lula” da Silva, en Brasil, Aguirre señaló un contexto de confrontación. “No hay mucho espacio para posturas intermedias”, consideró y enfatizó: “Venimos de los tres años más tensos que hemos tenido políticamente en mucho tiempo”.

“Estamos frente a un punto de inflexión”, señaló por su parte Del Rio, después de enumerar –y lamentar- la serie de eventos que marcaron los últimos 12 meses de la Argentina. Desde el intento de magnicidio contra la vicepresidenta Cristina Kirchner al efervescente recambio de ministros de Economía, el director de Contenidos de LA NACION resumió: “Será un año de elecciones que defina el futuro inminente”.

Con la mirada puesta en lo que llegará de la mano de 2023, Del Rio observó que para analizar hacia dónde va el país es necesario una vista retrospectiva. “¿Qué puede pasar? El mejor resumen es ver lo que pasó en nuestra historia. Siempre que hubo una economía en caída, la oposición ganó” , explicó.

En este contexto, el director de Contenidos y secretario general de Redacción de LA NACION planteó otro escenario. “¿Qué puede pasar si la sociedad se cansa del debate interno de la oposición y, del otro lado, se cansa del debate egoísta del gobierno nacional? El riesgo es que gane un outsider que venga a decir lo que la gente quiere escuchar, en el marco del sesgo de confirmación, y que eso lleve a la Argentina a un peldaño aún más complicado”, analizó.

El director de contenidos y secretario general de LA NACION, José del Rio
El director de contenidos y secretario general de LA NACION, José del Rio - Créditos: @Leo Maine

Y cerró: “Es un año que puede ser, si continúa la senda actual, otro año de descender en peldaños institucionales, económicos y políticos. Si hay un cambio, hay que ver si la oposición hoy –que podría ser gobierno el día después– tomó nota de los errores cometidos durante la gestión de Mauricio Macri. Si tomó nota de sus propios errores, podría ser una construcción de largo plazo muy interesante; si no, lamentablemente vamos a ver que es cada vez menos el tiempo que le dan las sociedades a sus presidentes. Desafíos no faltan”.

El análisis de Chile y Brasil

Por su parte, la editora de Internacionales de El Mercurio de Chile, Carolina Álvarez, hizo un profundo repaso sobre la serie de elecciones que el país andino vivió en los últimos 36 meses. “Tuvimos 11 elecciones en los últimos tres años”, explicó y detalló que todos los procesos se dieron en un clima de alta tensión política después del estallido social de 2019.

“En la sociedad hay una sensación de malestar no resuelta”, resumió Álvarez, quien apuntó que en Chile la percepción es que en la clase política ya no hay adversarios, sino enemigos. Sin embargo, consideró: “El punto brillante es que cuando tienen interés, sí pueden conversar. El músculo del diálogo solo hace falta ejercitarlo”.

Tras ello Ascânio Selem, columnista del diario O Globo, comenzó su interlocución con una referencia al golpe de Estado fallido de un grupo de bolsonaristas el último domingo, cuando fanáticos del exmandatario de derecha tomaron y dañaron las sedes de los tres poderes de la Constitución. “Brasil está partido por la mitad”, diagnosticó y definió: “Fue un día de los más angustiantes para el país, un día de terror”.

Más de 200 personas participaron del panel de directivos de medios y periodistas en Punta del Este
Más de 200 personas participaron del panel de directivos de medios y periodistas en Punta del Este - Créditos: @Leo Maine

En este sentido, Selem remarcó que da Silva –quien asumió hace dos semanas– tiene por delante la tarea de enfrentar “muchas urgencias”, aunque destacó “dominar a las Fuerzas Armadas” como una prioridad después de considerar que consiguieron una independencia no saludable durante el mandato de Jair Bolsonaro.

Mesa redonda

Hacia el final de la presentación, el panel de periodistas respondió una serie de interrogantes moderados por la coordinadora de Redacción de El País, Déborah Friedmann. Consultado por la posibilidad de una ruptura institucional como una salida a la crisis, Del Rio definió: “Tal vez la principal ventaja de la crisis institucional que se vive hoy es que no hay riesgo –por más de que se trate de asustar desde el Gobierno– ni conexiones con otras épocas de la Argentina. El riesgo de quiebre institucional o democrático no existe”. “Uno de los principales activos que existen dentro del país es que la democracia y la continuidad institucional están garantizadas”, siguió y remarcó: “ El riesgo de quiebre está por el lado de la Justicia; eventualmente, si el kirchnerismo logra avanzar en su contra, mi respuesta sería otra en un futuro”.

De izquierda a derecha: Déborah Friedmann, coordinadora de redacción de El País; Martín Aguirre, director de redacción de El País; Carolina Álvarez, editora de Internacionales de El Mercurio;  Ascanio Seleme, columnista de O Globo; José del Rio, Director de Contenidos y Secretario General de Redacción de LA NACION
De izquierda a derecha: Déborah Friedmann, coordinadora de redacción de El País; Martín Aguirre, director de redacción de El País; Carolina Álvarez, editora de Internacionales de El Mercurio; Ascanio Seleme, columnista de O Globo; José del Rio, Director de Contenidos y Secretario General de Redacción de LA NACION - Créditos: @Leo Maine

En este segmento, Seleme abrió la posibilidad de un mejor futuro para Brasil, aunque destacó que el presidente Da Silva deberá garantizar “las condiciones para que la sociedad se exprese nuevamente en forma clara”.

Por último, Álvarez enfatizó en las reglas de la convivencia social y pidió encontrar formas de diálogo. “La gente no es tolerante frente a las opiniones diferentes”, evaluó, mientras que Aguirre consideró “muy preocupante” el debate político en Uruguay. “No culpo a los políticos”, dijo y subrayó: “Creo que la responsabilidad está entre nosotros, porque el sistema político es el reflejo de lo que pasa a nivel social”.