Encuentran un tiburón en playa de Massachusetts, y según biólogos, ‘algo no anda bien en el área’

John Chisholm/New England Aquarium

Un tiburón en muy mal estado se encontró en la orilla de Cape Cod, Massachusetts, todo ello en medio de una ola de aumentos de peces que quedan atrapados en el área, dijo un biólogo.

El pasado 10 de enero John Chisholm, biólogo del Acuario de New England, recibió el aviso de que un tiburón cailón (también llamado marrajo sardinero o marrajo del norte) estaba con problemas en aguas poco profundas de Sagamore Beach, escribió Chisholm en Twitter.

Chisholm llegó al lugar, y poco después la criatura fue trasladada a aguas más profundas, pero murió más tarde, y la marea baja terminó por llevarla a la orilla, dijo Chisholm.

“Cuando por fin pudimos recuperarlo, nos percatamos de que estaba muy delgado, otro indicio de que algo no estaba bien”, le dijo Chisholm a McClatchy News.

Luego que Michelle Passerotti, doctora de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA), le practicó una autopsia al tiburón, se descubrió que el animal tenía un hígado “muy enfermo” y un parásito interno, dijo Chisholm. Se tomaron varias muestras para analizarlas y poder determinar la causa de la muerte.

Este es el cuarto tiburón de esta especie que se ha reportado atrapado en el área este invierno, lo cual es “poco usual”, le dijo Passerotti al Boston Herald. Por el momento, se desconoce qué ha provocado las muertes.

El tiburón cailón es una especie de tiburón macarela de gran movilidad que se encuentra comúnmente en aguas frías en varias partes del planeta.

“Muchos tipos de animales marinos quedan atrapados en esta área”, dijo Chisholm. “Las razones varían, algunos están enfermos o heridos, en esta época del año el frío afecta a algunos y, en ocasiones, solo es mala suerte”.

Los delfines son muy conocidos por quedarse varados en el área de Cape Cod, según la NOAA. Más de 100 delfines quedaron atrapados en la zona en el invierno de 2012.

Debido a que Cape Cod tiene una forma de gancho, poder llegar a mar abierto, para alcanzar aguas más profundas, le resulta difícil a algunas criaturas marinas, de acuerdo con el Fondo Internacional para el Bienestar Animal.

Traducción de Jorge Posada