Encuentran los restos de una “superarma” nazi a 77 años de que alcanzara su objetivo

·4  min de lectura
Un equipo de arqueólogos descubrió los restos de un misil V2, uno de los cohetes balísticos de largo alcance que usaron los alemanes en la Segunda Guerra Mundial y que ocasionaron al menos 9000 muertes en Gran Bretaña
Kent Online

Un equipo de arqueólogos descubrió los restos de un misil V2, uno de los cohetes balísticos de largo alcance que usaron los alemanes en la Segunda Guerra Mundial y que ocasionaron al menos 9000 muertes en Gran Bretaña.

Comienza la búsqueda de un avión desaparecido durante la Segunda Guerra Mundial

El hallazgo de la infame “superarma” nazi la realizaron los hermanos Colin y Sean Welch, quienes dirigen el Research Resource Archaeology, un organismo que ofrece servicios especializados para preservar el patrimonio arqueológico del Reino Unido.

Los restos del cohete alemán V2, fueron descubiertos en el campo de una parroquia del condado de Kent, luego de que detonara hace 77 años durante el conflicto bélico.

El primer hallazgo importante de la excavación: una parte de la cámara de combustión del cohete V2
Kent Online


El primer hallazgo importante de la excavación: una parte de la cámara de combustión del cohete V2 (Kent Online/)

Los hermanos Welch comenzaron a excavar el pasado lunes en la iglesia de St. Mary’s Platt y descubrieron los primeros vestigios tras hacer una perforación de más de nueve metros de profundidad.

Aunque este sitio es el sexto lugar en el que los Welch encuentran restos de misiles V2, los Welch explicaron que cada excavación es diferente. “Los cohetes entraban en la tierra en un ángulo, en este caso de unos 45 grados. Normalmente esperamos encontrar la mayor cantidad de restos en el lado del cráter más alejado del punto de entrada, pero cuando excavamos allí esta vez no había nada”, indicó Colin al medio Kent Online.

El tétrico cementerio de “vampiros” donde los cadáveres eran atravesados con estacas y mutilados

En cambio, el equipo descubrió que un lecho de piedra había detenido el desplazamiento del cohete bajo la tierra, de modo que estaba más cerca del punto de impacto. Así, los expertos desenterraron el primer gran hallazgo de la jornada: una parte de la cámara de combustión del cohete.

Los arqueólogos celebraron el hallazgo porque se trataba de la central eléctrica que mezclaba el oxígeno líquido con una mezcla de alcoholo para producir la energía suficiente para que los cohetes viajaran a una velocidad de hasta 5000 kilómetros por hora. “Sus misiles viajaban muy rápido. Si te dieran, no te habrías enterado de nada”, aseguró Sean.

Los hermanos Sean y Colin Welch en la excavación de V2 en St. Mary's Platt
Kent Online


Los hermanos Sean y Colin Welch en la excavación de V2 en St. Mary's Platt (Kent Online/)

Todos los restos que encontraron los arqueólogos estaban cubiertos de óxido y suciedad, y solo cuando concluya la excavación podrán comenzar con la limpieza de todas las partes para devolver al cohete su estado más original posible, en un proceso que podría durar hasta 18 meses.

Los hermanos Welch esperan obtener una subvención para poder exponer las piezas recuperadas en St. Mary’s Platt en un museo en línea con fotografías en 3D junto con los restos de los misiles V2 hallados en las otras cinco excavaciones realizadas en Marden, Lynsted, Cliffe Woods, Ham Street y Horton Kirby.

Descubren restos humanos de 800 años de antigüedad mientras hacían una obra de gas

Además, los Welch están preparando un informe sobre el hallazgo y presentarán a los funcionarios británicos los números de los códigos estampados en cada uno de los componentes del cohete para poder relacionar cada artículo con la fábrica en la que se confeccionaron.

Sean informó que algunas de las piezas de los misiles V2 se fabricaron en Checoslovaquia, mientras que las turbobombas de los cohetes se produjeron en Austria. “Si lo hubiéramos sabido en ese momento, podríamos haber bombardeado esas fábricas y haber resuelto la amenaza de los cohetes V2″, dijo el arqueólogo.

El misil V2 enviado a St. Mary’s Platt solamente tardó unos minutos en llegar desde su lugar de lanzamiento en Países Bajos hasta Inglaterra, dónde explotó a la medianoche del 14 de febrero de 1944
Kent Online
El sitio de la excavación en St. Mary's Platt
Kent Online
El quemador de un cohete V2 hallado en una excavación anterior después de su completa restauración
Kent Online
Parte de las piezas que encontraron los especialistas en el lugar
Kent Online

El misil V2 enviado a St. Mary’s Platt solamente tardó unos minutos en llegar desde su lugar de lanzamiento en Países Bajos hasta Inglaterra, dónde explotó a la medianoche del 14 de febrero de 1944. Afortunadamente, aterrizó en un campo abierto y no hubo que lamentar víctimas humanas.

Sin embargo, la infame superarma nazi dejó un cráter que las autoridades de la época registraron como de unos 12 metros de ancho, 10 de largo y cuatro de profundidad. Y al igual que en los sitios anteriores, los restos recuperados en St. Mary’s Platt estaban a un nivel más profundo que el cráter inicial.

Compró un detector de metales como un juego y encontró un tesoro único en la historia

En la Segunda Guerra Mundial, los alemanes lanzaron un total de 3000 cohetes V2, que causaron unas 9000 víctimas mortales en el Reino Unido. Cada unos de los misiles requirió de 30 toneladas de papas para producir el alcohol necesario para su lanzamiento, en un momento en que el país sufría una extrema escasez de alimentos.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.