Encuentran y reúnen con su familia a bebé perdido durante evacuación aérea de Afganistán

·5  min de lectura
Hamid Safi llora mientras carga a Sohail y se lo entrega a su abuelo Mohammad Qasem Razawi en Kabul (REUTERS)
Hamid Safi llora mientras carga a Sohail y se lo entrega a su abuelo Mohammad Qasem Razawi en Kabul (REUTERS)

Un bebé que se perdió en el caos de la evacuación estadounidense de Afganistán fue encontrado y reunido con sus familiares en Kabul el domingo.

Mirza Ali Ahmadi y su esposa Suraya, padres de Sohail Ahmadi, se lo entregaron a un soldado por encima de un muro del aeropuerto el 19 de agosto, cuando miles de personas se apresuraron a salir de Afganistán debido a que los talibanes tomaron el control.

El bebé tenía solo dos meses en ese momento y no se reunió con sus padres como estaba previsto, sino que fue llevado a casa por un taxista de 29 años, Hamid Safi, quien lo encontró en el aeropuerto y se lo llevó con la intención de criarlo como si fuera suyo.

Después de que se descubrió la ubicación del bebé, y luego de más de siete semanas de negociaciones entre la familia de Sohail y Safi (así como de una breve detención por parte de la policía talibán), el niño finalmente se reunió con su abuelo y otros parientes que aún están en Kabul.

La familia declaró que esperan que el bebé se reúna con sus padres y sus cuatro hermanos mayores, quienes fueron evacuados a los Estados Unidos.

Ahmadi, el padre del niño, trabajó como guardia de seguridad en la embajada de los EE.UU. y, al temer que su hijo fuera aplastado por la multitud que intentaba acercarse a las puertas del aeropuerto, le pasó el niño a alguien que creía que era un soldado estadounidense.

La familia dijo que esperaban recorrer pronto los 15 pies (5 metros) restantes hasta la entrada del aeropuerto, para tomar su vuelo a los EE.UU., y que adentro recuperarían al menor.

Sin embargo, las fuerzas talibanes hicieron retroceder a la multitud, por lo que Ahmadi, su esposa y sus otros cuatro hijos tardaron media hora en entrar, y para ese momento el bebé ya había desaparecido.

Ahmadi declaró para Reuters que buscó desesperadamente a su hijo dentro del aeropuerto, y que las autoridades sugirieron que el bebé probablemente había sido evacuado del país en otro vuelo y que podrían reunirse con él más adelante.

El resto de la familia fue evacuada hacia Texas y durante meses no supieron dónde estaba su hijo.

Mientras Ahmadi y su familia se abrían camino para llegar a su vuelo de evacuación, Safi llegó al aeropuerto de Kabul porque llevó ahí a la familia de su hermano.

Safi dijo que cuando encontró a Sohail, él estaba solo y llorando. Agregó que había tratado sin éxito de localizar a los padres del bebé en el interior y decidió llevarlo a casa con su esposa e hijos.

En una entrevista para Reuters explicó que en ese momento pensó: “Me quedo con este bebé. Si aparece su familia, se lo daré. Si no, lo criaré yo mismo”.

Safi le relató a Reuters que llevó al bebé con el médico para una revisión antes de incorporarlo rápidamente a su familia. Nombraron al bebé Mohammad Abed.

Cuando se supo la noticia de la desaparición del niño en noviembre, algunos de los vecinos de Safi reconocieron las fotos del bebé y publicaron comentarios sobre su paradero en una versión del artículo.

Ahmadi les pidió a sus familiares que todavía estaban en Afganistán que localizaran a Safi y que le pidieran la devolución del bebé Sohail a la familia.

El suegro de Ahmadi, Mohammad Qasem Razawi, aseveró que viajó dos días y dos noches a la capital con regalos para Safi y su familia, en un intento por rescatar al bebé. Entre los regalos había una oveja sacrificada, varias libras de nueces y algo de ropa.

Sin embargo, Safi se negó a entregar a Sohail.

La familia del bebé pidió ayuda a la Cruz Roja, pero reveló que la organización le proporcionó poca información al respecto.

Razawi finalmente se comunicó con la policía talibán local para denunciar un secuestro.

Safi negó las acusaciones a la policía. Argumentó que estaba cuidando al bebé y que no lo había secuestrado, informó Reuters.

La denuncia fue investigada y desestimada, y se llegó a un arreglo. Razawi dijo que la familia del bebé acordó compensar a Safi con alrededor de AFN$100.000 (US$950) por los gastos de haber cuidado al bebé durante cinco meses.

“El abuelo del bebé se quejó con nosotros, encontramos a Hamid y, basándonos en las pruebas que teníamos, reconocimos al bebé”, afirmó Hamid Malang, el director de área de la estación de policía local.

“Con el acuerdo de ambas partes, el bebé será entregado a su abuelo”, señaló el sábado.

El bebé finalmente fue devuelto a sus familiares el domingo en presencia de la policía.

Razawi dijo que Safi y su familia estaban muy conmovidos por la pérdida de Sohail.

Explicó: “Hamid y su esposa estaban llorando, yo también lloré, pero les aseguré que ambos son jóvenes, Alá les dará un hijo varón. No uno, sino varios. Les agradecí a ambos por salvar al niño en el aeropuerto”.

Los padres del bebé dijeron que estaban muy felices, pues presenciaron la reunión a través de un videochat.

“Hay celebraciones, bailes, cantos”, declaró Razawi. “De hecho es como una boda”.

Agregó: “Necesitamos devolverle el bebé a su madre y a su padre. Esta es mi única responsabilidad”.

“Mi deseo es que regrese con ellos”.

Este caso es solo uno de muchos, pues más de mil niños fueron separados de sus padres durante el apresurado esfuerzo de evacuación de Afganistán.

Sin una embajada estadounidense en Afganistán, y tras la rápida retirada de las fuerzas estadounidenses del país, los refugiados afganos se enfrentan a una gran incertidumbre sobre la posibilidad de que reuniones como esta ocurran con mayor frecuencia.

Información adicional de Reuters.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.