Encuentran mensajes de texto borrados del 6 de enero en 10 teléfonos del Servicio Secreto

·3  min de lectura

El Servicio Secreto de EE.UU. identificó mensajes de texto faltantes en relación con los disturbios en el Capitolio en los teléfonos de 10 miembros del personal de la agencia, según un informe de CNN.

La agencia federal está investigando los teléfonos que contienen metadatos que muestran que los mensajes se enviaron y recibieron alrededor del 6 de enero de 2021, informó la cadena el 23 de julio.

La investigación siguió a una carta de un inspector general del DHS (Departamento de Seguridad Nacional) de EE.UU. , informada por primera vez por The Intercept y compartida por el comité selecto de la Cámara que investiga el ataque al Capitolio de EE.UU., que encontró que los mensajes del personal de la agencia faltaban o habían sido eliminados.

El Servicio Secreto, la agencia responsable de proteger al presidente y a los altos funcionarios, le dijo a la oficina del inspector general que se eliminó una gran cantidad de mensajes como parte de un programa de “reemplazo de dispositivos”.

El inspector general del DHS, Joseph Cuffar, solicitó textos de 24 miembros del personal del Servicio Secreto involucrados en la respuesta el 6 de enero de 2021, aunque solo un texto fue entregado.

En un comunicado del 14 de julio, un portavoz del Servicio Secreto negó que el personal “borrara maliciosamente mensajes de texto”.

“De hecho, el Servicio Secreto ha estado cooperando plenamente con el [inspector general del DHS] en todos los aspectos, ya sean entrevistas, documentos, correos electrónicos o mensajes de texto”, dijo Anthony Guglielmi.

Mencionó que en enero de 2021, “antes de que se iniciara cualquier inspección”, la agencia comenzó a restablecer sus teléfonos móviles a la configuración de fábrica “como parte de una migración del sistema planificada previamente de tres meses”.

“En ese proceso, se perdieron los datos albergados en algunos teléfonos”, dijo.

La solicitud de respuestas del inspector general sobre mensajes de texto potencialmente perdidos fue seguida por una citación del Congreso y una investigación penal sobre el tema. Estas han sido una serie de maniobras extraordinarias que surgieron esta semana después de que el comité selecto de la Cámara revelara testimonios y pruebas condenatorias que vinculan a la administración de Donald Trump con violencia en los pasillos del Congreso.

Los miembros del comité selecto de la Cámara han dicho que la agencia debió haber conservado los registros antes de migrar los datos de los dispositivos, haciendo hincapié en una carta enviada el 16 de enero de 2021 por los comités del Congreso a varias agencias federales instándolos a conservar los registros relacionados con el 6 de enero.

El personal del Servicio Secreto fue mencionado en varios testimonios ante el comité selecto de la Cámara, lo que generó una investigación seria sobre el comportamiento del entonces presidente Trump y sus intentos de provocar un asalto y subvertir el resultado de las elecciones presidenciales de 2020.

Una exasistente de la Casa Blanca testificó ante el comité que el expresidente trató de agarrar el volante de la limusina presidencial y se abalanzó sobre un agente del Servicio Secreto, mientras supuestamente le decían a un Trump furioso que no podía desviar la caravana hacia el Capitolio como parte de su campaña de presión contra el entonces vicepresidente Mike Pence para que rechazara los votos del Colegio Electoral.

Mientras tanto, los agentes del Servicio Secreto ayudaron a llevar a Pence a un lugar seguro mientras una turba a favor de Trump irrumpía en el Capitolio.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.