Encuentran en una cueva neolítica de Israel cuchillos usados hace 10.000 años para un mórbido ritual

LA NACION
·4  min de lectura

En el año 1983, un grupo de científicos descubrió un gran yacimiento arqueológico del período neolítico en una cueva llamada Nahal Hemar, ubicada en el territorio que actualmente pertenece a Israel. Entre los objetos encontrados en dicho lugar había una serie de cuchillos. Hoy, a través de nuevas técnicas de análisis, científicos españoles develaron que estas armas fueron utilizadas, hace 10.000 años, para desmembrar cadáveres en ceremonias funerarias.

Coronavirus: Bill Gates reveló para cuándo espera que se termine la pandemia

La cueva descubierta en 1983 resultó ser un hallazgo trascendente para el universo de la arqueología, ya que, gracias a la extrema aridez del entorno, se encontraron bien preservados todos los objetos que había allí dentro, incluso restos de tejidos y objetos de madera.

En aquel momento se hallaron en Nahal Hemar restos craneales de 23 personas, máscaras, collares, figuritas humanas y algunas esculturas. Se recuperaron, además, unos 600 útiles líticos (de piedra), entre los que se encontraban los mencionados cuchillos (caracterizados por tener dos muescas en la base), que constituyen la mayor concentración de armas de este tipo del cercano oriente.

Ya en aquel momento, la presencia de estos objetos cortantes llevó a los científicos a pensar que estas piezas eran utilizadas para ceremonias rituales en la cueva, aunque no se había podido determinar su función.

Hoy, liderado por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) de España, un nuevo estudio analizó varios de estos cuchillos y las nuevas pistas arqueológicas apuntan a que estas herramientas habían sido utilizadas para desmembrar cadáveres en ceremonias funerarias.

Eduardo Feinmann se burló de Dady Brieva con un meme sobre su vida antes y durante Alberto FernándezChuchillos usados en prácticas funerarias

"Nos propusimos llevar a cabo un estudio actualizado de los útiles en piedra encontrados en la cueva, combinando un enfoque tecno-tipológico con las técnicas más avanzadas para el estudio de huellas de uso, lo que nos permitiría descubrir cómo se produjeron y qué función tuvieron esas herramientas", explica Ferran Borrell, de la Institución Milá y Fontanals de investigación en Humanidades (IMF-CSIC), en la página oficial del CSIC.

Entre los más de 600 útiles líticos recuperados en Nahal Hemar, hay más de 200 láminas de sílex (una especie de roca) enteras, casi la mitad de ellas transformadas en cuchillos del tipo Nahal Hemar, que ya son objetos reconocidos ya que pasaron a formar parte del patrimonio arqueológico de la humanidad.

El estudio de los científicos españoles se publicó hoy en la revista Quaternary International. Allí se explica que, a través de un análisis microscópico de los filos de las láminas y los cuchillos, se llegó a establecer que buena parte de ellos sirvieron para actividades de carnicería y desmembramiento de cadáveres.

Esta fue una práctica, según los estudiosos, común en medio oriente durante el período Neolítico Precerámico B, o Neolítico medio reciente. En algunas zonas y yacimientos era habitual enterrar a los difuntos dentro de las viviendas, mientras que en otras regiones se manipulaban y reubicaban los restos esqueléticos.

Calzado de lujo: Isabel Macedo mostró un look deportivo con botas Chanel de alrededor de $100.000

Por ejemplo, los estudiosos señalaron en su artículo que en aquel tiempo era común la práctica de extraer el cráneo del difunto para luego recubrirlo con cal para reproducir sus rasgos (nariz, orejas, ojos y boca). Esto a menudo dejaba sus marcas de corte en los huesos, lo que permitiría luego su identificación en estudios antropológicos.

"Es la primera vez que se plantea con qué útiles pudieron llevarse a cabo tales actividades y, en lo que concierne a Nahal Hemar, permite afirmar que los útiles encontrados no eran ofrendas o ajuares, sino objetos que participaron en los rituales llevados a cabo", indicó Borrell.

"En qué consistían esos rituales, quién participaba y qué significado tenían son preguntas que, sin embargo, quedarán sin respuesta hasta que no se vuelvan a estudiar todos los objetos recuperados en la excavación", señaló el arqueólogo Juan José Ibáñez, de la IMF-CSIC y coautor del estudio.

El equipo del CSIC también determinó que el conjunto de útiles líticos fueron producidos por pobladores agrícolas de la zona, cuyas comunidades ocupaban la zona donde fue hallado el yacimiento arqueológico.

El estudio arroja luz sobre la riqueza y variedad de las prácticas funerarias y el uso ritual de cuevas en los albores de la agricultura en medio oriente, aspectos siempre escurridizos en arqueología.