Encuentran cuerpo de mujer mexicana en una cisterna después de que inquietante última foto se volviera viral

·3  min de lectura
La última foto que se tiene de la joven de 18 años fue publicada en su cuenta de Instagram  (Instagram)
La última foto que se tiene de la joven de 18 años fue publicada en su cuenta de Instagram (Instagram)

La historia de la mujer mexicana de 18 años cuya inquietante última fotografía se compartió bastante en las redes sociales en los últimos días llegó a un final trágico el viernes después de que las autoridades dijeran que encontraron su cuerpo en descomposición dentro de la cisterna de un motel.

El subsecretario de Seguridad Pública, Ricardo Mejía, describió el cuerpo de Debanhi Escobar como irreconocible y agregó que las autoridades solo identificaron a la joven por el collar con un crucifijo que llevaba alrededor del cuello y la ropa que, según se describió, llevaba puesta la noche que desapareció hace casi dos semanas.

A la joven de 18 años se le vio por última vez la noche del 8 de abril en Nuevo León, México, cuando tomó un taxi a casa después de una fiesta con sus amigos.

La imagen, que muestra a Escobar de pie al costado de la carretera y mirando a lo lejos con una falda y tenis altos, fue tomada por su conductor, quien dice que tomó la foto para mostrar que la joven efectivamente salió de su auto con vida el 8 de abril en las afueras de la ciudad de Monterrey.

Mario Escobar, el padre de la joven, estaba afuera del motel al borde de la carretera donde se extrajo el cuerpo de su hija de una cisterna de 12 pies de profundidad (3,6 metros), el cual según informó Associated Press, estaba junto a la alberca de las instalaciones.

“Mi hija está muerta. No sé qué hacer”, le declaró Escobar a los periodistas afuera de la escena del crimen. “Los fiscales no hicieron bien su trabajo”.

Las autoridades no han revelado ninguna teoría sobre cómo el cuerpo de la joven terminó en la cisterna, pero informaron qué fue lo que les avisó al inicio.

“La alerta la dieron los trabajadores del hotel, debido a los olores fétidos que salían de la cisterna”, confirmó Mejía a Associated Press.

El conductor de 47 años que recogió a Escobar la noche de su desaparición, un hombre al que solo se le identificó con su nombre de pila, Jesús, le pidió a la joven que dejara su auto después de que ambos se pelearan.

Luego, supuestamente la dejó en medio de la carretera que conducía a la ciudad fronteriza de Nuevo Laredo en la madrugada del 9 de abril.

Hace poco, el martes, al hombre lo arrestó la policía local por cargos relacionados con drogas y para interrogarlo sobre a la desaparición de la joven.

Después de que el conductor, quien supuestamente trabajaba para un servicio local de viajes compartidos, dejara a Escobar, se le vio entrar al sitio de Alcosa Transportes Internacionales, una empresa de camiones, en las imágenes de vigilancia, pero nunca se le vio salir del sitio.

El presidente Andrés Manuel López Obrador declaró el viernes que el caso “ha causado, lógicamente, mucha preocupación, mucha preocupación” entre los mexicanos y se comprometió a ayudar a los fiscales a encontrar al culpable.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.