Encuentran el cráter causado por el impacto más antiguo de un cometa o asteroide

MÁS DESTACADO EN TECNOLOGÍA

Un equipo de especialistas encontró en Groenlandia el cráter del impacto más antiguo que se conoce en la Tierra, realizado por un asteroide o cometa que cayó hace 3.000 millones de años.

Los expertos que hallaron el cráter de 100 kilómetros de ancho pertenecen al Instituto de Investigaciones Geológicas de Dinamarca y Groenlandia (GEUS, por sus siglas en inglés), la Universidad de Cardiff (Reino Unido), la Universidad de Lund (Suecia) y el Instituto de Ciencias Planetarias de Moscú (Rusia).

″Este descubrimiento abre la posibilidad de estudiar los efectos de las coaliciones en la Tierra hasta 1000 millones de años antes de lo que era posible hasta ahora″, explica Iain McDonald, geólogo de la Universidad de Cardiff que fue parte del equipo de investigación.

Al día de hoy se descubrieron 180 cráteres por impactos de asteroides o cometas. El cráter más antiguo antes de hallar el nuevo mide 300 kilómetros de ancho, se encuentra en Sudáfrica y tienen 2000 millones de años.

INDICACIONES DEL PASADO

Los expertos explicaron que los cráteres de la Luna se formaron con impactos recibidos hace 3.000 a 4.000 millones de años. En este período la Tierra debe haber tenido aún más coaliciones dada su mayor masa gravitacional, pero los cráteres son difíciles de encontrar por la erosión o porque fueron cubiertos por rocas más nuevas.

Pero los científicos lograron hallar un cráter de 3.000 millones de años en la región de Maniitsoq, al oeste de Groenlandia. McDonald explica que fue difícil encontrar la evidencia porque ya no hay un cráter visible: el tiempo erosionó el suelo exponiendo la corteza terrestre 25 kilómetros más profunda y ya no están las estructuras externas de la coalición.

Sin embargo, el impacto fue tan intenso que dejó marcas en la profundidad de la corteza terrestre y estos signos sí son identificables. La tarea de recopilar la evidencia tomó tres años de fuertes esfuerzos científicos y sus resultados fueron publicados en la revista Earth and Planetary Science Letters.

″El proceso fue como una historia de Sherlock Holmes. Eliminamos lo imposible y nos quedó como sola explicación para todos los hechos un impacto gigante″, explica McDonald. Más información sobre salud y ciencia visitando el sitio www.neomundo.com.ar - Simplemente haga click con su mouse arriba, sobre el logo de NEOMUNDO

Cargando...