Encuentran cerca de 50 cadáveres flotando en un río entre Etiopía y Sudán

·3  min de lectura
Un funcionario sudanés en la provincia de Kassala ha encontrado alrededor de 50 cuerpos, algunos con disparos y las manos atadas, flotando en el río Tekeze.
AP

NAIROBI (AP).- Un funcionario sudanés informó ayer sobre la aparición, en la última semana, de unos 50 cuerpos flotando en un río ubicado entre Sudán y la zona de Tigray, al norte de Etiopía. Según detalló, se trataría de personas que escapaban de la guerra que se desarrolla en esta región. Algunas presentaban heridas de bala e incluso tenían las manos atadas.

De acuerdo con el funcionario, que hizo trascender la información desde el anonimato -ya que no se encuentra autorizado para hablar con los medios-, se requerirá una investigación forense para determinar las causas de muerte.

El ultraconservador Raisi asume en Irán, en medio de tensiones con Israel y varios desafíos

Dos trabajadores de la salud etíopes de la comunidad fronteriza sudanesa de Hamdayet confirmaron el avistamiento de los cuerpos en el río Setit, conocido en Etiopía como Tekeze. La corriente atraviesa algunas de las áreas más complicadas de Tigray, en conflicto desde hace nueve meses, donde los locales acusan a las fuerzas etíopes y aliadas de cometer crímenes atroces.

Tewodros Tefera, un cirujano que huyó de la ciudad tigrayana de Humera a Sudán, dijo sobre dos de los cuerpos encontrados ayer que uno de ellos era un hombre con las manos atadas y el otro, una mujer con una herida en el pecho. “Otros refugiados enterraron al menos otros 10 cuerpos”, contó.

El dilema de los militares brasileños: apoyar a Bolsonaro o a la democracia

Según Tewodros, los cadáveres fueron hallados río abajo de Humera, donde las autoridades y combatientes aliados de la región de Amhara en Etiopía fueron acusados por refugiados de expulsar a los tigrayanos locales durante la guerra, mientras afirmaban que el oeste de Tigray era su tierra.

“Actualmente nos estamos ocupando de los cuerpos detectados por los pescadores”, dijo el cirujano y agregó: “Sospecho que hay más en el río”. Según explicó, los testigos no fueron capaces de atrapar todos los cuerpos que flotaban debido al rápido flujo del agua durante la temporada de lluvias.

Por su parte otro médico declaró, de acuerdo con lo publicado por el diario The Guardian, que algunos de los muertos tenían marcas faciales que indicaban que eran de etnia tigraya. “Vi muchas cosas terribles”, dijo y añadió: “Algunos habían sido golpeados por un hacha”.

Tras la difusión de la noticia, una cuenta de Twitter creada por el gobierno etíope negó la presencia de los cuerpos y calificó los trascendidos como una campaña falsa de “propagandistas” entre las fuerzas de Tigray.

Los enfrentamientos en Tigray comenzaron en noviembre pasado y se centran entre las fuerzas federales de Etiopía y el partido gobernante de la región, el Frente de Liberación Popular de Tigray. El primer ministro etíope, Abiy Ahmed, ganador del premio Nobel de la Paz en 2019, dijo que el envío de las fuerzas militares a la zona fue en respuesta a los ataques del TPLF a los campamentos del Ejército federal. Hasta ahora el conflicto ya terminó con la vida de miles de personas y provocó además que decenas de miles de habitantes se exilien en Sudán.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.
Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.