"Encontraron su celular": familiares desesperados buscan a víctimas de accidente de metro en Ciudad de México

Sharay Angulo
·2  min de lectura
Colapso de paso elevado del metro en Ciudad de México

Por Sharay Angulo

CIUDAD DE MÉXICO - El hijo de Samuel Del Águila se dirigía a casa desde su trabajo en el aeropuerto de Ciudad de México cuando su familia vio las primeras noticias sobre un fatal accidente en el metro, el lunes por la noche.

Como no llegaba a casa comenzaron a preocuparse. Llamaron a su teléfono una y otra vez hasta que finalmente obtuvieron respuesta, pero la voz del otro lado no era de la de su hijo Immer, de 29 años.

"Encontraron su celular", dijo Del Águila, de 70 años. Sin embargo, el extraño del otro lado de la línea no conocía a Immer, ni su paradero ni si estaba herido.

Del Águila y otros miembros de la familia buscaron a Immer en los hospitales locales, pero no lo encontraron. Con el corazón derrotado, finalmente se dirigieron a las oficinas de la fiscalía local donde los cuerpos de las víctimas fueron trasladados, preparados para lo peor.

"Nos dijeron que nos viniéramos acá a ver si se encontraba entre los que no sobrevivieron y desgraciadamente estaba", dijo Del Águila sollozando suavemente.

La familia de Del Águila es una de las muchas que soportaron la angustiante búsqueda y largas esperas para obtener información sobre sus seres queridos después de que un paso elevado del metro colapsara sobre una transitada avenida en el sureste de la capital el lunes por la noche, dejando al menos a 24 fallecidos y decenas de lesionados.

Los familiares de las víctimas que aguardaban a las afueras de los hospitales de la ciudad y la fiscalía local describieron una noche frenética de caos y preocupación, mientras intentaban desesperadamente contactar a sus hijos, padres y esposos. Algunos seguían desaparecidos el martes por la tarde.

Jorge Hernández se enteró de que su sobrino de 28 años había resultado gravemente herido en la tragedia cuando una voz desconocida llamó desde su teléfono.

"Una señora encontró su teléfono, y fue la señora que se comunicó con mi hermano anoche", dijo Hernández. Su familia corrió al hospital.

Su sobrino, Daniel, fue sometido a una cirugía en el abdomen y finalmente fue trasladado en helicóptero a otro hospital. Aún sufría complicaciones el martes cuando Hernández y sus familiares suplicaron información sobre su paradero.

"No es el momento para esta burocracia", dijo.

La frustración se desbordó entre las familias, ya que muchos atribuyen a la mala calidad de la construcción y la corrupción política como los problemas que llevaron al mortal colapso de la estructura.

"Estamos acostumbrados, tristemente, los políticos están acostumbrados a que invierten el 35% y se roban el 65%. Es triste ver cómo se roban el dinero", sostuvo Hernández.

En una conferencia de prensa el martes, el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que México castigará a los responsables del accidente y que se debe realizar una investigación de manera rápida y transparente.

(Escrito por Cassandra Garrison; Traducido por Noé Torres y Abraham González)