Encontró a un joven perdido, lo ayudó a volver a su casa y le consiguió trabajo: “Vi a un nene asustado”

·8  min de lectura
Juan Minafó estaba solo en la parada de un colectivo y un desconocido lo ayudó a volver a su casa, en Don Orione (Foto: Gentileza Juan Minafó)
Juan Minafó estaba solo en la parada de un colectivo y un desconocido lo ayudó a volver a su casa, en Don Orione (Foto: Gentileza Juan Minafó)

Llegar a la gran Ciudad de Buenos Aires desde otras localidades puede ser desconcertante: la multiplicidad de medios de transporte y las transitadas calles indudablemente logran desorientar a cualquiera que no están acostumbrado al acelerado ritmo porteño. Sin embargo, a veces aparece un buen ciudadano dispuesto a ayudar, para que el proceso sea menos chocante. Esto fue lo que ocurrió en la noche del pasado 12 de abril, cuando Juan Minafó, un joven de 19 años oriundo de Don Orione (Almirante Brown), se perdió en el barrio de San Cristóbal y, en medio de su desolación, encontró a Diego Pais, un vecino que paseaba a su perro y lo ayudó a volver a su casa. En diálogo con LA NACION, el hombre aportó más detalles de la situación y afirmó que “le sirvió para reflexionar”.

Quería ser profesor y un viaje en colectivo le cambió la vida: Rogelio López, el chofer de la 152 que conquista a los pasajeros

La historia fue relatada por el propio Pais a través de las redes sociales. Por medio de un hilo en Twitter, este periodista deportivo contó cómo fue el momento en el que se encontró con un joven desorientado en la parada de un colectivo. “Ayer me pasó algo increíble, de esas cosas que te marcan, que te dejan pensativo. Jugué al fútbol como siempre con mi equipo ante un rival con el que ya tenemos pica. Perdimos. El regreso a casa fue masticando bronca. Me cociné, comí y saqué a pasear a Fili, mi perrito”, escribió en el primer tuit, que introdujo lo que vivió el pasado 12 de abril.

Un hombre compartió el momento que vivió en el barrio de San Cristóbal mientras paseaba a su mascota
Foto Twitter @Diegoepais


Un hombre compartió el momento que vivió en el barrio de San Cristóbal mientras paseaba a su mascota (Foto Twitter @Diegoepais/)

Fue ese paseo que inesperadamente lo pudo cara a cara con Juan, un chico que llegó desde Don Orione hasta la Ciudad para encarar su primer día de trabajo. “Ya eran casi 1.30 de la mañana. Un grupo de pibes jóvenes en la parada del colectivo estaban en el inicio de mi paseo, y 20 minutos después los veía desde en frente aún esperando el colectivo. Eran 3… 4, no recuerdo bien”, relató en otro mensaje.

“Ya volviendo a casa, un muchacho de los que siempre limpia vidrios en Combate de los Pozos pasa ofreciendo un ventilador de pie, como si fuera totalmente normal. En la parada ahora solo había uno. El resto ya se había ido. El que quedó rechazó la oferta imperdible del ventilador”, continuó.

La historia de los hermanos liberados tras pasar 25 años en prisión por un crimen que no cometieron

Luego de visualizar la situación, Diego se acercó de a poco al edificio para regresar a su hogar. Sin embargo, fue interceptado por la única persona que estaba en la parada del colectivo. “A segundos de apoyar la chapita en la puerta, se acerca el único muchacho que había quedado esperando el colectivo: ‘¿Sabés si el 23 pasa durante la noche?’ Me dice casi asustado. ‘Creo que no’, le respondo. Y preguntó: ‘¿Sabes cómo puedo ir a Constitución?’. Le comenté las alternativas que tenía, pero viendo su cara indagué un poco más. Había pureza en su mirada y susto. Me cuenta que era su primer día de trabajo y que vivía en Don Orione, pasando Temperley”, reconstruyó Pais.

Fue ahí cuando el vecino de San Cristóbal descubrió lo que evidenciaba la mirada del joven de 18 años: era su primera visita -sin compañía- a la Capital Federal. “Me acota que casi llorando le manda mensajes a su mamá porque no sabía cómo volver… ‘¿Es seguro esperar en Constitución?’ Me pregunta…”, escribió en otro tuit.

El joven tenía que trasladarse desde San Cristóbal hasta Constitución,  pero se encontraba a 30 cuadras del barrio
Foto Twitter @Diegoepais


El joven tenía que trasladarse desde San Cristóbal hasta Constitución, pero se encontraba a 30 cuadras del barrio (Foto Twitter @Diegoepais/)

Con ese escenario, Diego contó que su respuesta fue un rotundo “No” y reveló que sacó su celular para visualizar en Google Maps las opciones que tenía el joven para regresar a su hogar. “Me dice que se podía ir caminando hasta otra parada, porque el 23 claramente ya no iba a pasar. Que sus nuevos compañeros de trabajo ya lo habían esperado casi una hora y se tuvieron que ir”, contó Pais en el hilo viral.

La empatía y la solidaridad poco a poco se reflejó en el periodista, que conoce bien el barrio, y que también se paralizó al ver a un joven tan desprotegido. “Dejarlo ir a Constitución a esa hora y sin conocer no era una opción. Me sugirió esperar en Congreso… ‘¿Es seguro?’ Nuevamente: ‘No’. Reviso otra vez las opciones y el viaje que tenía era de entre 2 a 3 horas. Con 25% de batería. Ya el que estaba angustiado era yo”, sostuvo en otro comentario.

Una médica denunció que le prohibieron atender a un hombre sin obra social: “Lo suturé igual y renuncié”

Luego de buscar por unos minutos el medio de transporte más seguro para el joven, descubrió que la línea 160 pasaba durante toda la noche y lo dejaba a solo 6 cuadras de su vivienda. ¿El inconveniente? La parada estaba a unas 30 cuadras y no había transporte directo que lo lleve hasta ahí. “Vi a un nene asustado, preocupado, angustiado y con pilcha nueva porque era su primer día de trabajo como bachero. Me dijo que no sabe manejar bien el celular porque el que tenía ya se lo habían robado. Estaba usando uno prestado”, contó en otro tuit.

Juan Minafó habló con LA NACION y contó lo que le pasó (Foto: Gentileza Juan Minafó)
Juan Minafó habló con LA NACION y contó lo que le pasó (Foto: Gentileza Juan Minafó)


Juan Minafó habló con LA NACION y contó lo que le pasó (Foto: Gentileza Juan Minafó)

En ese contexto tan complicado, Diego y su novia tuvieron un gesto que Juan nunca olvidará. “‘Esperá' le dije… Agarré el auto y junto a mi pareja lo llevé 2.30 AM hasta la parada del 160. Subió y 4.15 llegó a su casa. Intercambiamos teléfonos para que nos avise que llegó bien. Casi 3 horas de ida y casi 4 horas de vuelta para laburar: 8 horas en Capital”, resaltó Pais.

Diego y su novia llevaron al joven hasta la parada en su propio vehículo
Foto Twitter @Diegoepais


Diego y su novia llevaron al joven hasta la parada en su propio vehículo (Foto Twitter @Diegoepais/)

En el último mensaje de su posteo, Diego hizo una reflexión que lo marcó desde aquel día. “A veces nos quejamos de lleno del esfuerzo que hace uno u otro, pero ver a ese chico fue ver a millones de laburantes que todos los días viajan de Provincia a Capital en busca de una oportunidad”, concluyó.

El gesto de Diego que le permitió a Juan volver a su hogar

Ante la gran repercusión de su publicación, que cosechó más de 69.2 mil Me gusta y miles de comentarios con experiencias similares, Diego aportó más detalles de lo que vivió en diálogo con LA NACION. “En el viaje en auto hasta la parada intercambiamos los números para que me pueda avisar el momento en el que llegue”, explicó sobre cómo fueron esos minutos en auto con el joven hasta el barrio de Constitución.

Lugo, señaló que lo primero que se le vino a la mente fue preguntarle cómo le fue en su primer día de trabajo, pero su respuesta lo tomó por sorpresa: “Me contó que atrasó a sus compañeros siendo bachero porque tenía que cortar las papas y no le salió del todo bien. Le pregunté lo que iba a ganar, porque pensaba en todo el esfuerzo que hacía… Y me dijo que no sabía, porque estaba a prueba. Pensé: ‘Guau, no puede ser’”.

Sus vecinos ingleses le pidieron que deje de tomar mate por una extraña razón y se hizo viral

Entre los tantos consejos que le dio al joven, le recomendó que apague su teléfono porque tenía poca batería y más de una hora de viaje, y que para el otro día intente resolver la situación. “Me dijo que iba a tratar de dormir hasta la parada final del 160 y nos despedimos″, sostuvo.

Aquel gesto desinteresado de Diego y su pareja tranquilizó al joven y a la madre de él, que se mostró completamente agradecida con ambos: “Ella me escribió a mi y a mi novia, porque él tomó el teléfono de los dos. Nos agradeció y nos dijo que van a llamar las empresas para conocer si los colectivos pasan de noche o no, para tenerlo resuelto y que no le pase lo mismo. Fue así que combinaron la línea 8 y el 160, y se resolvió”.

Diego Pais y su novia, Ari
Instagram: @diegoepais


Diego Pais y su novia, Ari (Instagram: @diegoepais/)

Al otro día, el propio Juan volvió a su hogar de forma correcta y le agradeció la ayuda a Diego a través de un mensaje que le envió por WhatsApp.

El agradecimiento de Juan hacia Diego por el gesto que tuvo
Foto Twitter @Diegoepais


El agradecimiento de Juan hacia Diego por el gesto que tuvo (Foto Twitter @Diegoepais/)

La actitud de Diego fue elogiada por miles de usuarios, quienes le dejaron comentarios de apoyo. “Excelente lo tuyo. Dios te lo va a compensar, pero creo que con la tranquilidad y la paz interior que lograste es suficiente”, le escribieron en Twitter. “Yo fui uno de esos chicos sentado en ese silencio horrible de la soledad en una ciudad que no es propia y esperando un colectivo que nunca llega. Iba leyendo y rogando que lo hayas ayudado. Gracias por dar esa mano… Esas cosas no se olvidan nunca”, comentó otro joven.

Viajó horas para conocer a su novio virtual, pero cuando llegó nada fue como imaginaba

“Soy mujer, pero alguna vez fui ese chico inocente y lleno de futuro esperando el colectivo en lugares y horarios muy peligrosos. Y siempre estuvo el ángel de la guarda velando por mi, como ayer a través tuyo para este chico”, escribió otra persona.

Entre la notable repercusión, Diego también se encontró con el mensaje del dueño de un lavadero ubicado en Lomas de Zamora, a treinta minutos de Don Orione. “¡Hay oferta para el bachero!”, comentó Diego en Twitter, para luego revelar que el hombre le ofreció un trabajo al joven.

El mensaje que recibió Diego por parte del dueño de un lavadero ubicado en Lomas de Zamora
Captura de Twitter


El mensaje que recibió Diego por parte del dueño de un lavadero ubicado en Lomas de Zamora (Captura de Twitter/)

Posteriormente, explicó que a Juan le interesó la propuesta y que, luego de una entrevista, consiguió el puesto. De esta forma, quedó demostrado que la fuerza de voluntad y las ganas de salir adelante obtienen sus frutos, además del destacado gesto de una persona que ayudó al joven de una manera desinteresada.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.