No encontré eco en tribuales electorales a mis súplicas de protección

·3  min de lectura

OAXACA, Oax., abril 12 (EL UNIVERSAL).- La Sala Xalapa del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) se declaró incompetente para resolver la demanda de violencia política en razón de género y de discriminación, interpuesta por Reyna Miguel Santillán, integrante del Comité de Participación Ciudadana del Sistema Estatal de Combate a la Corrupción de Oaxaca.

El tribunal argumentó que únicamente está facultado para resolver aquellos asuntos en que se trate de mujeres que busquen o ejerzan un cargo resultado de la elección de una representación distrital o municipal por medio del voto.

Reyna Miguel respondió a esta sentencia del TEPJF en conferencia de prensa. Aseguró que se opone rotunda y contundentemente a la resolución porque es una interpretación que vulnera los principios de progresividad, pro persona e interpretación conforme a los derechos humanos de las mujeres, entre otros.

La decisión del tribunal, explicó, además contradice otras sentencias y criterios tomados por los mismos magistrados en los que señalan que no puede limitarse únicamente a la función del cargo y a la búsqueda de la elección de una representación distrital o municipal por medio del voto.

"Al denunciarse violaciones a los derechos humanos, la Sala Xalapa estaba obligada a resolver mi caso o, de lo contrario, si consideraba nuevos criterios, a remitir mi expediente a la autoridad competente para ello".

La integrante del Comité de Participación Ciudadana de Oaxaca denunció violencia política en razón de género y señaló como responsables al diputado local Enrique César Morales Niño; al presidente del CPC-Oaxaca, Francisco Pablo Munguía Gaytán y al secretario técnico del Sistema Estatal de Combate a la Corrupción, Eugenio Alberto García Hernández.

En la denuncia los acusa de ejercer acciones intimidatorias para que se separara de su cargo ciudadano y de emprender una campaña mediática en su contra, así como obstaculizar e invisibilizar sus funciones en el organismo, la retención de pagos, entre otros agravios que, sostuvo, están probados.

Para ella, la sentencia de la Sala Xalapa del TEPJF la vuelve cómplice de sus agresores y permite que se siga cometiendo violencia política contra las mujeres en razón de género, sin que exista autoridad alguna que los investigue y los sancione, generando impunidad.

"No encontré eco en el Tribunal Electoral del Estado de Oaxaca ni en el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación a mis súplicas de protección a los actos de violencia política que he sufrido y sigo sufriendo", dijo.

Reyna Miguel adelantó que presentará un recurso de reconsideración de la sentencia de la Sala Xalapa del TEPJF en que se declara incompetente "para mantener viva la cadena impugnativa"; pero prevé que aún así, volverán a resolver en el mismo sentido.

Por ello, agregó que también interpondrá ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) una denuncia por conflicto sobre la competencia de su caso. Con ello, busca que los magistrados y magistradas de la SCJN determinen qué tribunal es competente para conocer y resolver su caso respecto a la denuncia de violencia política contra las mujeres en razón de género.