Encomiendas narco. En lugar de yerba, cargaron el bolso matero con cocaína y lo enviaron a España

Gabriel Di Nicola
·3  min de lectura

Una de las encomiendas tenía como destino la ciudad de Bangkok, en Tailandia. La otra había sido despachada hacia Zaragoza, en España. Pero los paquetes con CD´s y el bolso matero de cuero nunca salieron de la Terminal de Cargas Argentina (TCA) del aeropuerto internacional de Ezeiza. La mercadería enviada en realidad era una excusa para el contrabando de cocaína, droga descubierta por personal de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA).

Así lo informaron a LA NACION fuentes de la investigación. Se tratan de dos expedientes que se tramitan en el Juzgado en lo Penal Económico N° 1, a cargo de Ezequiel Berón de Astrada, magistrado que se encuentra de turno desde el 16 de este mes.

Investigación: confirmaron que fue falsificada la firma de Diego Maradona y se complica la situación de Leopoldo Luque

Berón de Astrada le delegaría la investigación de las dos causas, donde se secuestraron 758 gramos de cocaína, al fiscal en lo penal económico Claudio Navas Rial, según explicaron fuentes judiciales.

No se trataron de casos aislados. En lo que va del turno que comenzó el sábado pasado, el juez Berón de Astrada tuvo una docena de expedientes por intento de contrabando de estupefacientes en encomiendas.

"Las encomiendas, en este momento, reemplazaron a las mulas [como se denominan a las personas que llevan la droga oculta en su equipaje o que la ingestan]. Creemos que se debe a una cuestión de logística, costos y de seguridad, ya que las despachan con identidades que no son las verdaderas o con remitentes que no son los correctos", explicó una fuente judicial.

En uno de los últimos casos fueron descubiertos 251 gramos de cocaína en cuatro cajas de CD´s. La droga estaba en las contratapas y en doble fondos. El paquete, despachado por el Correo Argentino, tenía como destino final la ciudad de Bangkok, en Tailandia, previa escala en Frankfurt, Alemania.

Puerto Madero. Deudas millonarias, depresión y cartas de despedida, las pistas detrás de la muerte del financista

El otro paquete con 477 gramos de cocaína tenía como destino final la ciudad de Zaragoza, en España. La encomienda iba a ser despachada en un vuelo de Aerolíneas Argentinas hacia Madrid. La droga estaba oculta en bolso tipo matero negro de cuero.

"Luego de que se autorizara una inspección minuciosa del kit, los agentes de la PSA advirtieron que uno de los bolsillos tenía una plancha de goma negra pegada que, a su vez, servía como forro interno que ocultaba un segundo paquete, de iguales características que la anterior. Una vez realizados los test correspondientes, se pudo determinar que lo se encontró en ambas planchas eran 477 gramos de cocaína", explicaron fuentes del caso

Muchas causas de tráfico de droga en encomiendas terminan archivadas, pero en otras se puede llegar hasta los responsables del envío o los dueños de la carga de estupefacientes, como un caso que tuvo Berón de Astrada que, a partir de unaentrega vigilada se pudo procesar a seis sospechosos en la Argentina y en Chile se identificó a los destinatarios de la carga.