Encarcelan de por vida al adolescente que asesinó a Ava White

·2  min de lectura

Un niño de 15 años que mató a puñaladas a la colegiala Ava White durante una pelea por un vídeo de Snapchat ha sido encarcelado de por vida.

El adolescente, que no puede ser identificado por razones legales, cumplirá un mínimo de 13 años tras las rejas después de apuñalar a la niña de 12 años en el cuello tras una discusión en el centro de la ciudad de Liverpool, el 25 de noviembre de 2021.

El joven afirmó que actuó en defensa propia, pero un jurado lo declaró culpable de asesinato en mayo, tras deliberar por dos horas y ocho minutos, luego de un juicio que duró poco más de dos semanas.

La abogada Charlotte Newell, fiscal, indicó al Tribunal de la Corona de Liverpool que, en la hora previa a su muerte, Ava había estado “pasando el mejor momento de su vida con sus amigos”.

La corte escuchó evidencia pregrabada de parte de un amigo de Ava de 14 años, que relató que el grupo bebió un poco de vodka y estaban “jugando” cuando vieron el flash de las cámaras de los teléfonos y se dieron cuenta de que estaban siendo grabados por un grupo de cuatro muchachos, incluido el acusado.

Ava y un amigo se acercaron a los jóvenes y les pidieron que dejaran de grabar y borraran las imágenes. Luego se acercaron más amigos suyos, entre ellos dos muchachos de mayor edad, se le dijo al jurado.

El jurado escuchó que los muchachos mayores se fueron, pero el acusado, que tenía 14 años en ese momento, y sus amigos, se “burlaron” de Ava, provocando que la niña corriera hacia ellos.

Las imágenes captadas en la parte trasera de la tienda Primark de la ciudad muestran a Ava empujando al acusado y a él retrocediendo, y luego levantando su mano frente a él, mostrando un “objeto reflejante”.

Ava White estaba “pasando un gran momento” cuando fue apuñalada fatalmente en el cuello, en el centro de la ciudad de Liverpool (PA)
Ava White estaba “pasando un gran momento” cuando fue apuñalada fatalmente en el cuello, en el centro de la ciudad de Liverpool (PA)

Luego, en el vídeo se ve cómo el muchacho huye del lugar y Ava se lleva las manos al cuello.

Los amigos de Ava señalaron que el niño de 15 años “sonrió” después de apuñalarla.

El tribunal escuchó que el acusado se deshizo de su cuchillo y se quitó el abrigo, que luego se encontró en un contenedor.

Imágenes de circuito cerrado lo muestran a él y a sus amigos en una tienda, donde el acusado se tomó una selfie y el grupo compró mantequilla, que dijo que era para bollos.

Luego fue a la casa de un amigo y cuando su madre lo contactó porque la policía quería hablar con él, le dijo que estaba jugando Call of Duty en un PlayStation.

Después de ser arrestado, el adolescente inicialmente le dijo a la policía que no había estado en el centro de la ciudad, pero en entrevistas posteriores culpó a otro niño por el apuñalamiento.

Informes adicionales de Press Association

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.