Con 'Encanto', Stephanie Beatriz encuentra otra voz

·5  min de lectura
La actriz Stephanie Beatriz en Londres, el 21 de noviembre de 2021. (Kalpesh Lathigra/The New York Times)
La actriz Stephanie Beatriz en Londres, el 21 de noviembre de 2021. (Kalpesh Lathigra/The New York Times)

La actriz Stephanie Beatriz se despidió del memorable papel de detective con el que se dio a conocer en la exitosa serie de comedia “Brooklyn Nine-Nine” en septiembre, cuando dicha serie terminó después de ocho temporadas.

“Seré feliz si mi nombre está siempre relacionado con Rosa Díaz. Es un honor”, dijo Beatriz sobre el personaje favorito de los fanáticos.

Pero 2021 fue un año de nuevos comienzos para la actriz de 40 años. A principios del verano apareció como Carla, una de las mujeres del salón en la adaptación cinematográfica del musical de Lin-Manuel Miranda “En el barrio”. También fue madre por primera vez.

La actuación vocal, una habilidad que se remonta a cuando ella y su hermana fingían presentar programas de radio con una grabadora Fisher-Price, también representa un aspecto constante de su obra, la más reciente en la aclamada serie limitada de animación de Netflix “Maya y los tres”.

Beatriz, quien se autoproclama “adulta de Disney” —celebró su despedida de soltera en Disneyland—, se sintió muy feliz cuando fue elegida para dar voz a Mirabel, la heroína latina de “Encanto”, el 60.º largometraje de animación del estudio, ambientado en Colombia. Formar parte del legado de cuentos mágicos que creció viendo (“La Bella Durmiente” es uno de sus favoritos), en una aventura sobre la tierra natal de su padre, la dejó sin palabras.

“Cuando tu sueño se hace realidad, es muy extraño”, dijo.

Por teléfono desde Londres, con su hijo recién nacido a su lado, la actriz habló de la búsqueda de la voz de Mirabel y recordó sus programas de animación favoritos cuando era niña. A continuación, se ofrecen extractos editados de la conversación.

La actriz Stephanie Beatriz en Londres, el 21 de noviembre de 2021. (Kalpesh Lathigra/The New York Times)
La actriz Stephanie Beatriz en Londres, el 21 de noviembre de 2021. (Kalpesh Lathigra/The New York Times)

P: Naciste en Argentina, de padre colombiano y madre boliviana y creciste en Texas. ¿Cómo entiendes la identidad latina?

R: Me identifico como latinoestadounidense, lo cual quiere decir que hay cosas a las que tengo apego que se perciben como estadounidenses de manera específica en mi latinidad, que es mi amor por Selena [Quintanilla] y por la música country, porque crecí en Texas. Pero hay cosas que se sienten específicas de Bolivia y Colombia y hay cosas que se sienten mucho en mi experiencia como inmigrante que creció aquí desde que tenía 2 años. Lo que más me identifica de Mirabel es su sentimiento de no pertenencia. Eso refleja mi propia identidad en Estados Unidos.

P: Háblame del proceso de encontrar y crear la voz de Mirabel para “Encanto”.

R: Al principio pensé que debía sonar más joven y me incliné por un tono más alto. Pero los directores me empujaron a hacerla sonar más madura. Hablamos de que a menudo ha tenido que cuidar de sí misma porque hay muchas estrellas en su familia. Le corresponde a ella asegurarse de que se atiendan sus necesidades, y eso conlleva un nivel de madurez. Al mismo tiempo, es juguetona. A diferencia de muchos héroes de Disney, no tiene un compañero que la guíe en la historia. Mirabel es a veces la compañera y la terapeuta de su familia. Utiliza la comedia todo el tiempo. No había ningún otro personaje haciendo chistes visuales o sonoros. Eso lo hace Mirabel y eso fue muy liberador y divertido.

P: Encontraste una carrera en la actuación vocal en series animadas populares como “Hamburguesas Bob” y “BoJack Horseman”. ¿Qué es lo que disfrutas más de este trabajo?

R: El trabajo vocal es una de esas cosas en las que no importa cómo te veas, lo cual quiere decir que de repente puedes convertirte en un tucán, una princesa o un monstruo. Tu rostro no es la parte más importante y tu imaginación no tiene límites. Cuando estás en la cabina de grabación, cierras los ojos y te dejas llevar por las señales de los animadores y el director. He tenido la enorme fortuna de que este trabajo ha sido una parte muy importante de lo que he hecho y de que fue algo que pude continuar haciendo en los últimos dos años durante esta pandemia mundial.

P: ¿Qué te entusiasmó de darle voz a Chimi, un personaje con un pasado traumático, en la epopeya animada de Jorge R. Gutiérrez ambientada en Mesoamérica “Maya y los tres”?

R: Jorge es un creador tan generoso. Dejaría cualquier cosa en cualquier momento para volver a trabajar con él. Hay mucho dolor en Chimi, que es algo que me entusiasma tanto en “Maya” como en “Encanto”. La gente subestima la capacidad de los niños para acceder y comprender sus propias emociones. Les damos muy poco crédito cuando les hablamos con displicencia. No pensamos en ellos como esas pequeñas mentes increíbles. A su manera, los dos proyectos abordan esta cuestión al decir que los niños son capaces de nombrar, discutir y manejar emociones muy adultas, porque al fin y al cabo no son más que emociones humanas.

P: Además de los clásicos de Disney, ¿qué caricaturas veías de niña en televisión?

R: Veía un montón de cosas: “Animaniacs”, las clásicas del Correcaminos y Bugs Bunny. Me fascinaba “Tom y Jerry”, y la eterna batalla entre el bien y el mal. También, la serie animada de “Batman” en la que Mark Hamill era el Guasón. Era tan inteligente y adulta. Ese era mi bloque después de la escuela. Pero también me marcó mucho “Sailor Moon”, que pasaban en televisión, muy temprano en Texas. Mi hermana y yo nos preparábamos para ir a la escuela a eso de las 5 de la mañana y poníamos esa caricatura.

P: Como “Encanto” cuenta con un elenco racialmente diverso de personajes latinos, me pregunto qué opinas sobre la polémica del colorismo en torno a “En el barrio”?

R: “Encanto” hace un trabajo extraordinario para entender y celebrar el hecho de que la latinidad no se ve de una manera. Los latinos no tienen un solo aspecto. La película que hicimos era muy sólida y John Chu tenía una hermosa visión para la película, pero entiendo muy bien por qué el reparto de “En el barrio” supuso un problema para la comunidad negra latina. El colorismo es real, a los latinos de piel oscura no se les dan papeles principales. Que sus historias estén en primer plano es muy importante.

© 2021 The New York Times Company

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.