¿En qué hay que fijarse para contratar el mejor préstamo personal barato?

El Banco Central Europeo (BCE) lleva meses endureciendo su política económica para controlar la inflación desbordada en la eurozona. No corren buenos tiempos para quienes vayan a contratar un préstamo personal para financiar algún proyecto personal. Como ya sucedió en verano, se espera una subida progresiva de estos productos por parte de las entidades financieras para hacer frente a la ralentización de la demanda y pérdida de rentabilidad.

Cabe destacar que el hecho de que la banca española endureciera la concesión de créditos durante el tercer trimestre del año hizo que se registrara una caída en la demanda, tal y como se refleja en la Encuesta de Préstamos Bancarios publicada ayer por el Banco Central Europeo (BCE). Por ello, es importante conocer las pautas o consejos más relevantes a la hora de pedir un préstamo personal barato.

Men sign the house of the contract
¿En qué hay que fijarse para pedir un préstamo personal barato? Foto: Getty Creative.

1. Fíjate en la TAE, no en el TIN

A la hora de contratar un préstamo personal no solamente debes mirar los intereses, sino también el TAE. Se trata de la Tasa Anual Equivalente y engloba el coste total del préstamo, con todas las comisiones, intereses y gastos. El TIN (o Tipo de Interés Nominal), que es el interés que la entidad te aplica a cambio ofrecerte financiación. Una oferta podría ser muy atractiva si el TIN que aplica es muy bajo: por ejemplo, si oscila entre el 4% y el 7%, que es la horquilla en la que se mueven las ofertas que conforman nuestro ranking mensual. Sin embargo, siempre deberás calcular la TAE para saber cuál es el coste real que tendrá cada producto, ya que, sumando las comisiones y otros gastos, podrías llevarte una desagradable sorpresa.

2. No alargues el plazo mucho

Cuanto más económico es el préstamo, menos costarán sus cuotas. Existe una manera de abaratar las mensualidades de un crédito, que es devolverlo en un plazo más largo pues si se reparte la deuda en más tiempo, la cantidad que hay que pagar cada mes es más reducida. No obstante, hacer esto no es siempre la mejor opción pues puede acabar siendo contraproducente porque la deuda genera más intereses cuanto más tiempo la tengamos, es decir, acabarás pagando más a largo plazo.

3. Pide el préstamo con otra persona

Para conseguir una rebaja en el interés del préstamo puedes pedirlo entre dos o más personas. Los bancos suelen aplicar tipos más bajos cuando un crédito tiene más de un titular ya que se reduce el posible riesgo de impago. Si uno de los cotitulares no puede pagar las cuotas por cualquier circunstancia, el otro podrá hacerlo.

4. Pide solo el dinero que realmente necesites

Cuando pidas un préstamo tendrás que devolver el dinero junto con los intereses, las comisiones… Esto hará que la cantidad total a deber sea ampliamente superior a la que te prestaron. Por ello, al pedir un préstamo, lo mejor es ajustar al máximo la cantidad que quieres solicitar y así te evitarás pagar más intereses.

Además, asegúrate de que la cantidad que solicitas sea un dinero que puedes devolver. Podrías justificar una necesidad de dinero para un negocio, pero quizá tu patrimonio y tu nivel de solvencia no sean suficientes como para que puedas devolverlo.

5. No pases la barrera del 35%

La regla del 35%, establece que no se debe destinar más del 35% de los ingresos netos mensuales a pagar las cuotas del total de préstamos que se tengan en vigor, incluido el que se va a contratar, la hipoteca, las tarjetas de crédito.... Lo ideal, por lo tanto, es ajustar al máximo el presupuesto que se va a solicitar para que resulten unas mensualidades asumibles, pero sin sobrepasar en exceso el plazo, porque, en ese caso, se generarán más intereses.

Laotracaradelamoneda

IDNet Noticias

También de interés:

VÍDEO | El BCE vuelve a subir los tipos de interés un 0,75% para frenar la inflación de la eurozona