En Alaska se registran casi 20°C en diciembre, temperaturas récord que serían signo del avance del cambio climático

·5  min de lectura

Las temperaturas y otros fenómenos meteorológicos que se han registrado en tiempos recientes -ya sea con mediciones extremas e inusuales o con intensidades mayúsculas- son signos de que el cambio climático estaría provocando alteraciones significativas, con impactos importantes en el corto plazo y consecuencias potencialmente graves en el futuro.

Hielo y suelo congelado se derriten en el área de Nwetok, Alaska. En varias regiones de ese estado se han registrado recientemente temperaturas altas récord, del orden de hasta casi 20°C en pleno diciembre, mientras en otras zonas se sufren tremendas nevadas, lluvias y torrentes de hielo. (Bonnie Jo Mount/The Washington Post via Getty Images)
Hielo y suelo congelado se derriten en el área de Nwetok, Alaska. En varias regiones de ese estado se han registrado recientemente temperaturas altas récord, del orden de hasta casi 20°C en pleno diciembre, mientras en otras zonas se sufren tremendas nevadas, lluvias y torrentes de hielo. (Bonnie Jo Mount/The Washington Post via Getty Images)

Un ejemplo de ello son las extrañas altas temperaturas que se han registrado recientemente en Alaska, región que por su ubicación muy al norte del continente americano debería experimentar, en el mes de diciembre, momentos de fuerte frío.

Pero, según reportó The Guardian, las temperaturas en algunas zonas de Alaska han superado en diciembre los 15.5°C y en vez de nieve ha llovido de modo considerable. El pasado día de Navidad fue el más caliente en Alaska desde que se lleva registro, con una temperatura de 13.3°C.

Y en la isla de Kodiak los termómetros alcanzaron el domingo pasado los 19.4°C (67°F), temperatura récord para diciembre en Alaska y definitivamente demasiado caliente para la región y la temporada. Esa cifra es también récord en ese estado para temperaturas en noviembre, enero, febrero y marzo, indicó The Washington Post.

Ello implica severas alteraciones.

Por ejemplo, las templadas temperaturas en la costa de Alaska han provocado que en el interior, en el área de Fairbanks, se registraran en este diciembre enormes nevadas, cuando por lo general ese mes es relativamente seco. Ahora, la gran cantidad de humedad resultante de las temperaturas altas en la costa ha aportado el material para que en el interior se desaten tremendas nevadas, seguidas luego de lluvias, lo que ha provocado torrentes de hielo, pérdida de electricidad y bloqueos de carreteras que han dejado aisladas a comunidades.

El problema es tan grande que ya se le ha bautizado como el “Icemageddon”. Fairbanks registró, también, el diciembre más húmedo que se ha registrado.

El hielo fue tan rudo en el área de Fairbanks que, como comentaron usuarios de Twitter, los neumáticos de los automóviles se quedaban literalmente pegados al suelo a causa del hielo que los cubrió.

Así, la templada temperatura y la elevada humedad en las zonas costeras han tenido en paralelo gélidas circunstancias y tremendas nevadas y lluvias en el interior, lo que provoca fuertes problemas tanto para la población como para la fauna local, señala The Guardian. En el área de Fairbanks, por ejemplo, se ha pronosticado que este fin de semana los termómetros bajarán a -29°C.

Muchos consideran que esos contrastes son resultado del cambio climático y que en los próximos años esas situaciones se agudizarán, pues estudios señalan que partes de Alaska comenzarán a verse inviernos con más lluvias y menos nevadas, con temperaturas relativamente menos frías y con mayor humedad atmosférica. Ello podría, presumiblemente, alterar los ecosistemas de modo considerable.

El periódico Los Angeles Times reporta, por ejemplo, que en la zona del Pacífico del Norte y del Ártco ya se han registrado en años recientes severas alteraciones, relacionadas con el cambio climático, que han provocado que los océanos sean más calientes y el hielo se derrita de modo importante.

Eso ha puesto en riesgo a poblaciones de muchas especies animales que van desde peces de los que dependen otras especies y, también, una actividad pesquera de enorme envergadura, hasta osos, focas, morsas, aves migratorias, ballenas y muchos otras.

Las poblaciones de muchas de esas especies se han reducido o han sido desplazadas por esas transformaciones climáticas en un fenómeno que afecta desde la base misma de las cadenas alimenticias, el plancton, hasta peces, aves y grandes mamíferos.

Los seres humanos también han enfrentado afectaciones, y no solo por los cambios meteorológicos que traen temperaturas cálidas inusuales en paralelo con enormes nevadas y heladas sino que en muchas áreas del Ártico el permafrost -el suelo congelado- se está derritiendo en grandes cantidades, lo que ha alterado los ecosistemas en muchas regiones y provocado, por ejemplo, inundaciones significativas y baja del nivel del suelo.

Niños juegan frente a una escuela en Newton, Alaska, donde el suelo permafrost se derrite de modo acelerado, provocando inundaciones y hundimientos.(Bonnie Jo Mount/The Washington Post via Getty Images)
Niños juegan frente a una escuela en Newton, Alaska, donde el suelo permafrost se derrite de modo acelerado, provocando inundaciones y hundimientos.(Bonnie Jo Mount/The Washington Post via Getty Images)

Ello, sumado a la erosión costera y al alza del nivel del mar, podría provocar severas inundaciones de aguas saladas en zonas de Alaska, según se reportó en Phys.org.

Comunidades como Newtok enfrentan la posibilidad de desaparecer a causa de esas inundaciones.

Así, una cálida Navidad en Alaska es más que un momento de temperaturas inusuales. Sería uno de muchos indicadores de que el cambio climático se acelera, especialmente en esa región Ártica, con consecuencias que se presuponen considerables y potencialmente destructivas, sobre todo si no se logra contener las emisiones de gases de invernadero y el calentamiento global a niveles que no impliquen transformaciones irreversibles.

La lucha contra el cambio climático, se ha reiterado, es de magnitudes existenciales para la civilización humana.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.