Enérgico respaldo del Presidente a Sergio Palazzo, el gremialista que cerró una paritaria del 45% para los bancarios

·4  min de lectura
Alberto Fernández junto a Sergio Palazzo en el Congreso Nacional Bancario
Alberto Fernández junto a Sergio Palazzo en el Congreso Nacional Bancario

Alberto Fernández exhibió hoy un gesto de apoyo rotundo, sin matices, al gremialista Sergio Palazzo, secretario general de La Bancaria, un sindicalista que ya logró revisar su paritaria anual y llevar el acuerdo a un aumento salarial del 45% en 2021. El Presidente se movilizó hasta la sede sindical de los bancarios, que hoy inauguraron su congreso nacional, y suscribió el acta paritaria. Le estampó, incluso, su firma. El jefe del Estado no estuvo solo: al acto también asistió el gobernador de la provincia Axel Kicillof, sinónimo del respaldo que el kirchnerismo y la propia Cristina Kirchner le dispendia al líder sindical bancario.

“Pude firmar el acuerdo paritario entre los banqueros y los bancarios. Nos preocupa mucho que los trabajadores tengan más derechos. Lo que más me importa es que el sueldo no se retrase respecto de la inflación y que le gane, porque ya se atrasaron muchos años. Me da una enorme tranquilidad”, dijo Fernández en el acto en La Bancaria, al ubicarla como un modelo para el resto de los sectores.

El Presidente reiteró así una vez más su pleno respaldo a Palazzo, que suele llevar la delantera en las negociaciones paritarias con las cámaras bancarias. Cuando en el verano La Bancaria cerró una paritaria del 29% -en línea con la pauta que pretendía la Casa Rosada para alinearla a las expectativas inflacionarias de aquel momento- el Presidente había mostrado a aquella negociación salarial como un caso testigo para el resto de los sectores, con una una reunión y una foto con el líder gremial en su despacho de Olivos.

El Presidente se reunió con el secretario general de La Bancaria, Sergio Palazzo
Presidencia


El Presidente se reunió con el secretario general de La Bancaria, Sergio Palazzo (Presidencia/)

En aquel entonces, Palazzo sostuvo que el Gobierno nacional había sido “facilitador de la negociación” y que la paritaria se destrabó “gracias al impulso de la banca pública”.

Pero ahora el escenario económico es muy distinto. El Gobierno reconoce abiertamente que la proyección del 29% de inflación que el ministro de Economía Martín Guzmán puso por escrito en el Presupuesto forma parte del pasado y que no se cumplirá. Y Palazzo, rompiendo todos los moldes, adelantó la revisión de la paritaria de los bancarios y acordó un nuevo convenio que implica un aumento para este año superior al 45% con otra oportunidad para reabrir y reconsiderar el acuerdo en diciembre. Además, los bancarios recibirán una compensación de $100.000.

El apoyo presidencial al gremialista permanece imperturbable, aún cuando la bendición a Palazzo puede implicar una convalidación a su pauta paritaria y un espejo para el resto de los sectores. Es que, la inflación es hoy el peor fantasma del Presidente y, sin éxito para domar a los precios, las fichas del Gobierno se empiezan a depositar en las paritarias. “Hay que aumentar el salario para que no se pierda el poder adquisitivo”, dijo días atrás la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca.

“Lo de hoy es apoyo a Palazzo”, se limitó a decir un importante funcionario del gabinete consultado sobre el efecto de la foto en las negociaciones salariales.

Fernández llegó hoy a Casa Rosada en helicóptero cerca del mediodía y se dirigió en automóvil a la sede de La Bancaria, a pocos metros de la sede de gobierno, donde fue recibido con la algarabía de los afiliados. El acto arrancó con un video con la voz en off del Presidente en un acto en 2019 y fotos de Palazzo y otras escenas gremiales.

Palazzo elogió las medidas sanitarias del Gobierno y criticó con dureza a Mauricio Macri. “Usted tomó las medidas correctas, le guste o no le guste a la oposición”, dijo el gremialista. “Somos parte de este Gobierno”, dijo el líder sindical, sin matices.

El secretario general de La Bancaria también celebró que el Banco Provincia y su gremio sellaran un acuerdo para la devolución de los salarios descontados a los trabajadores de esa entidad financiera por las medidas de fuerza realizadas durante 2017 y 2018, durante la gestión de María Eugenia Vidal.

No es la primera vez que el Presidente hace una exhibición de respaldo a Palazzo. En 2019, en la antesala de la campaña electoral, Fernández y Cristina Kirchner habían visitado la sede del gremio y luego el por entonces precandidato presidencial abrió el Congreso Nacional de la Asociación Bancaria. Tiempo después, dos dirigentes de ese sindicato recalarían en las listas legislativas del Frente de Todos -Carlos Cisneros y Claudia Ormaechea- para acceder a bancas en la cámara de Diputados.

“Alberto apoya a La Bancaria y a Palazzo”, sintetizó un estrecho colaborador presidencial consultado por la convalidación a la paritaria acordada por ese sector.

La negociación con el FMI

Durante el acto, el Presidente se refirió a la negociación de la deuda externa. Justificó el pago de US$430 millones al Club de París y se refirió a las conversaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI). “Le pedimos al FMI más tiempo para salir de la tragedia que nos dejaron”, dijo Fernández, que fue muy duro con la herencia económica que recibió de la gestión de Mauricio Macri.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.