Empresas mexicanas ofrecen ayuda para distribuir y aplicar vacuna anticovid

Agencia EFE
·3  min de lectura

México, 25 ene (EFE).- Ante la necesidad de agilizar la aplicación de la vacuna contra la covid-19, la Confederación mexicana de Cámaras Industriales (Concamin) ofreció este lunes su ayuda al Gobierno federal para su distribución y aplicación.

"La Concamin está lista para ayudar a la distribución y aplicación de las vacunas en México", dijo en conferencia de prensa virtual Guillermo Funes, presidente de la Asociación Mexicana de Directivos de Investigación Aplicada y Desarrollo Tecnológico.

Funes señaló que las dimensiones que está tomando la pandemia en México, que suma ya más de 1,7 millones de contagios y roza las 150.000 muertes, exigen un esfuerzo enorme para la distribución de los antídotos contra el coronavirus.

"Nuestro mecanismo de distribución está probado. Los productos de las empresas farmacéuticas se distribuyen y entregan a las más de 25.000 farmacias de manera diaria, y muchas veces hasta dos veces por día", añadió.

Sin embargo, señaló la importancia de contar con un mayor número de vacunas pues, hasta el momento, en México solo se cuenta con la de Pfizer, la cual está destinada al personal de salud.

"Lo que urge es tener más vacunas y una agilidad mayor en la aplicación para que tengamos la posibilidad de ir aumentando la inmunidad de las personas", agregó.

Aclaró que, aunque el presidente Andrés Manuel López Obrador autorizó que Gobiernos locales y empresas puedan comprar vacunas contra la covid-19, ello no es posible debido a las leyes vigentes.

"Agradecemos el gesto, pero por el momento nadie más que los Gobiernos pueden adquirir y vender las vacunas", señaló Funes.

Explicó que esto se debe a que por el momento la vacuna de Pfizer solo cuenta con la aprobación en uso de emergencia por parte de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris).

"Solo podríamos comercializarla cuando la vacuna cuente con un registro sanitario definitivo, por lo que en este momento estamos impedidos legalmente", manifestó Funes.

Sin embargo, estimó que debido a la alta demanda y la poca oferta de las vacunas, será en el segundo semestre del año cuando ya exista un número suficiente de las vacunas para que se puedan empezar a comercializar.

Por su parte, Salomón Presburger, expresidente de la Concamin, señaló que mientras llega la vacuna se puede empezar a trabajar en protocolos que ayuden a frenar la ola de contagios que vive actualmente el país.

"Hay muchas cosas que podemos hacer, por ejemplo, que se hagan sistemas de controles para evitar duplicidad, para que haya orden y que no cada quien haga lo que quiera", manifestó.

En tanto, Patricia Faci, presidenta de la Cámara Nacional de la Industria Farmacéutica, puntualizó que es necesario trabajar en el uso generalizado de los tratamientos.

"Esta pandemia no va a tener una sola salida para su solución, por un lado serán los tratamientos y por el otro las vacunas y tenemos que ponernos a trabajar en lo que esté a nuestro alcance", enfatizó.

Pese a que México tiene acuerdos con varias farmacéuticas que desarrollan vacunas contra la covid-19, al país solo ha llegado una pequeña parte de las 34,4 millones de dosis compradas a Pfizer, mientras que se sigue a la espera de que comiencen a llegar las 77,4 millones de dosis de AstraZeneca, la otra vacuna autorizada en México.

(c) Agencia EFE