Empresas y estados que adquieran vacunas deben apegarse a calendario

·3  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, enero 25 (EL UNIVERSAL).- Este lunes se publicó en el Diario Oficial de la Federación un acuerdo que establece como acción extraordinaria que los gobiernos de las entidades federativas, así como las personas físicas y morales de los sectores social y privado coadyuven con la SSA en la implementación de la política de vacunación contra el virus SARS-COV-2.

En la conferencia de prensa para dar a conocer los avances sobre la epidemia por Covid-19, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López Gatell dio a conocer que este documento implica que los gobiernos estatales y la iniciativa privada tendrán autorización para adquirir vacunas, como mecanismos de protección individual y colectiva.

La adquisición se podrá hacer en los próximos meses cuando ya no represente una competencia para el gobierno federal, y las empresas o gobiernos estatales deberán seguir las fases de la estrategia nacional de vacunación, detalló.

"Las personas que tienen la legítima aspiración de ser vacunadas para protegerse a sí mismas, también están contribuyendo a proteger a las demás personas. Es un asunto de responsabilidad de la autoridad sanitaria y aparentemente de las entidades privadas el proteger individualmente a personas que pudieran por donación o venta, utilizar este producto para protegerse a sí mismas", señaló.

Dijo que el gobierno de México seguirá ampliando la cobertura en la medida que vaya adquiriendo vacunas; sin embargo, "no nos estorba en absoluto que haya gobiernos estatales o particulares que hagan un esfuerzo en ese sentido siempre y cuando contribuyan a una visión estratégica y técnica para lograr el objetivo".

Señaló que si los esfuerzos no se coordinan habría un desaprovechamiento de las vacunas porque no se lograría el uso óptimo de las mismas.

Se estará trabajando en un mecanismo de coordinación para que los gobiernos estatales y las empresas privadas coadyuven con la política pública de la SSa; es decir, que para poder adquirirlas de manera privada, como condicionante tendrían que participar en la política de vacunación.

El acuerdo reconoce a las entidades federativas como autoridades sanitarias con toda la posibilidad de contribuir y colaborar en la política nacional de vacunación, solicita que el plan que vayan a aplicar al adquirir la vacuna para un grupo poblacional en concreto, lo hagan en apego a la política nacional de vacunación.

"Este apego debe ser en función de la priorización de los grupos que hasta el momento se han definido en las etapas que se han dado a conocer. Cuando ellos puedan tener acceso a la proveeduría de esta vacuna, muy probablemente estaremos en alguna de las siguientes etapas, en la 2 o en la 3, pero la idea es que mantengan el respeto o apego a la política nacional", detalló el director general de Epidemiología, José Luis Alomía Zegarra.

El acuerdo les requiere informar a la Secretaría de Salud el seguimiento de los grupos que están siendo vacunados, en qué cantidades y cómo va el avance de la política nacional de vacunación. Las dosis que están aplicando, en el esquema oficial.