Grandes empresas de EEUU, desafiadas por el reclamo de equidad racial

·4  min de lectura
Varias grandes empresas de EEUU expresaron su apoyo a las reivindicaciones del movimiento Black Lives Matter

Tras la muerte de George Floyd grandes empresas prometieron medidas para avanzar hacia la equidad racial en Estados Unidos y un año después están bajo presión para rendir cuentas.

En las próximas semanas, inusuales resoluciones serán sometidas a votación en las asambleas generales de accionistas de empresas: ¿Deberá Walmart demostrar la equidad de su escala salarial? ¿Facebook y Alphabeth, matriz de Google, designarán para sus consejos de administración a un especialista en derechos civiles?

Varias propuestas de resolución demandan a las compañías informar sobre la equidad racial en los informes anuales.

"Una gran cantidad de accionistas reconocen que se trata de un problema que puede dañar significativamente la reputación de una compañía", dice Tejal Patel de CtW Investment Group, un grupo de activistas especializado en temas de gobernanza.

Resoluciones que piden auditar la equidad racial, reúnen casi el 30% de los votos en las asambleas de empresas como Citigroup, JPMorgan Chase, Goldman Sachs y Johnson & Johnson. Y hacia finales de mes, los accionistas de Amazon analizarán una propuesta similar.

- "Desiertos bancarios" -

El empuje es una respuesta a los violentos acontecimientos del año pasado, cuando policías blancos mataron a Floyd, Breonna Taylor y otros afroestadounidenses y se desencadenó una masiva protesta nacional contra el racismo y la brutalidad policial.

Grandes empresas expresaron rápidamente su apoyo al movimiento Black Lives Matter (en español, Las vidas negras importan) y prometieron estar más atentas a las necesidades de comunidades, consumidores y empleados no blancos.

Esas promesas fueron recibidas con escepticismo: las grandes corporaciones estadounidenses son aún dirigidas mayormente por hombres blancos y no logran aumentar la diversidad en los altos niveles.

Organizaciones como la que agrupa a CtW y el sindicato de empleados del sector de servicios, presentaron a fines de 2020 propuestas de auditar la equidad racial en ocho grandes grupos financieros, muchos de los cuales llegaron a multimillonarios acuerdos extrajudiciales para evitar demandas por discriminación.

Los bancos son habitualmente acusados de discriminar en la concesión de préstamos o de desdeñar la atención a determinadas zonas de las ciudades, lo cual genera "desiertos bancarios" para parte de la población.

Todas las resoluciones propuestas piden un examen profundo de las prácticas que dejan en desventaja a los no blancos.

"Creo que si alguien echa un vistazo, sería más transparente", dijo Toni Smith, una cosmetóloga de Nueva Orleans quien dijo que el Chase Bank la desincentivó a acceder al préstamo que precisaba para un comprar auto y reparar su casa. Ahora hace lo imposible para pagarle a prestamistas que le cobran más de 20% de interés.

Smith dijo a la AFP que planea declararse en bancarrota. "Si no estás sentada sobre una pila de dinero, no tienes oportunidades. No podemos abrirnos camino hacia arriba", añadió.

Organizaciones contra la discriminación normalmente enfatizan en las dificultades de los afroestadounidenses para generar riqueza debido a su falta de acceso al crédito y a prácticas racistas del sector inmobiliario.

- Auditorías independientes -

Para Patel, es esencial que toda auditoria sobre el tema sea independiente.

La realizada en Facebook, redactada por la abogada especialista en derechos civiles Laura Murphy y el buffet legal Relman Colfax, elogió los esfuerzos de la red social contra la supresión de votantes y otros pasos en defensa de derechos.

Sin embargo, apuntó que aún faltan medidas contra "otros graves ataques a los derechos civiles".

También se indicó que Facebook decidió eliminar mensajes del expresidentes Donald Trump que instaban a la violencia contra los defensores de los derechos.

CtW retiró una propuesta hecha a Morgan Stanley luego que ese banco de inversiones aceptara revisar su programa de facilidades. También fue retirada por sus promotores una campaña en BlackRock, luego que ese gigantesco fondo de inversiones aceptara someterse a una auditoría.

Otras seis compañías rechazaron propuestas similares y se enfocaron en anuncios filantrópicos y empresariales sobre la equidad racial.

El banco JPMorgan Chase anunció en octubre que quería destinar 30.000 millones a esa causa; especialmente garantizando préstamos inmobiliarios a 40.000 hogares de la comunidad negra o latina.

Pero el banco tiene un "complicado historial", según CtW, incluyendo 55 millones de dólares gastados para saldar acusaciones de discriminación en el otorgamiento de créditos inmobiliarios; la implementación de un programa de ayuda oficial a pequeñas empresas que benefició a áreas de mayorías blancas; o las donaciones a fundaciones de policías de Nueva York y Nueva Orleans.

"Creemos haber tomado las medidas necesarias para saldar los problemas mencionados en la resolución", replicó el banco al rechazar una auditoria sobre el tema.

En la asamblea general de accionistas del martes, su director ejecutivo, Jamie Dimon, dijo que es "complejo" avanzar en la equidad racial, pero indicó que el banco está "determinado a hacer lo necesario" para alcanzarla.

La propuesta de CtW recibió pocos minutos después el apoyo del 39% de los votantes.

jmb/jum/dho/gm/mls

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.