"Las empresas basadas en talento no tienen barreras de entrada y salida"

Cesar Dergarabedian

"La industria del software es la única oportunidad que tiene la Argentina hoy de ser un país industrializado y crecer", afirmó ante iProfesional Adrián Anacleto, CEO de Epidata, una empresa de desarrollo de soluciones de software multinacional de propiedad privada.

Al frente de esta firma con sede central en Buenos Aires y una decena de oficinas distribuidas en la Argentina, Chile, Colombia, Perú, Uruguay y San Francisco, Estados Unidos, Anacleto aseguró, en referencia a la suspensión de la ley de economía del conocimiento, que no cree "en lo absoluto que el gobierno quiera destruir la única posibilidad que tiene la Argentina de ser un país industrializado".

Aunque reconoció que "la forma en la que ocurrió el anuncio no fue la más auspiciosa", a través de una sorpresiva resolución, dijo entender que "hay voluntad de mejorar lo que estaba y de no afectar a las pymes y a la industria de software". "Esperamos que, a partir de esto, se genere algo superador. Si sucede lo contrario, sería una mala para la industria y para los argentinos", advirtió.

"La industria del software, así como la del conocimiento, es la única oportunidad que tiene la Argentina hoy de ser un país industrializado y crecer. Para lograrlo, necesitamos que se garanticen las condiciones y la estabilidad a largo plazo", afirmó.

Respecto a la ley suspendida, explicó que "se autofinancia, no es un subsidio. Para recibir sus beneficios, las empresas tenemos que exportar, invertir en I+D y certificar calidad. Con el IVA que generamos las empresas de software pagamos cualquier otro beneficio que nos estén dando".

Además, "tenemos --dijo-- la capacidad de generar oficinas en cualquier parte del país donde haya buena conexión a Internet. Así, podemos transformar la economía de un lugar, rápidamente y sin necesidad de realizar grandes inversiones en infraestructura".

Anacleto sostuvo que "el talento no tiene barreras de entrada-salida, una persona puede trabajar para Amazon desde Lago Puelo (Chubut) y cobrar en dólares en una cuenta en Madagascar".

"De igual manera, las empresas basadas en talento no tienen barreras de entrada y salida y los países que pujan por industrializarse mediante el software quieren captar esos talentos con más y mejores beneficio. En ese sentido, muchos países exponen y tienen a los empresarios argentinos por la movilidad del talento. Quieren la riqueza que generamos que abarca empleo, industrialización, diversidad, equidad y movilidad social en periodos muy cortos", concluyó.