Empresarios y analistas elogian a Rubinstein, pero advierten que le resultará difícil aplicar sus ideas

·4  min de lectura
Gabriel Rubinstein, el elegido por Massa para que sea su número dos en Economía
Gabriel Rubinstein, el elegido por Massa para que sea su número dos en Economía - Créditos: @Victoria Gesualdi / AFV

Suele decirse que el viceministro de Economía es una pieza estratégica y que, si es bueno, puede liberar a su ministro de un sinfín de tareas que le “quitan piernas” y darle el aire que necesita en su función. Por eso, la posible designación de Gabriel Rubinstein en ese cargo no es una cuestión menor, como tampoco lo es la opinión que tienen sobre él empresarios y economistas.

En este sentido, los hombres de negocios y los analistas económicos consultados por LA NACION lo des-cribieron como un hombre lógico, con ideas promercado y que puede servir de puente con el empresaria-do. En líneas generales, ven con buenos ojos su designación por parte de Sergio Massa; pero plantean du-das sobre si podrá imponer sus ideas en esta coyuntura, tanto económica como de gobierno.

Reservas del Banco Central: en la primera semana del mes perdió casi US$700 millones en intervenciones sobre el mercado

Javier Madanes Quintanilla, dueño de la empresa productora de aluminio Aluar y de la fabricante de neumáticos Fate, fue elogioso para con el hombre que suena para ocupar el lugar de número dos de Massa en Economía, pero al mismo tiempo pesimista sobre su futuro en el cargo. “Pienso que es del perfil de profesional que solo va a quedarse si considera que hay un programa cumplible. Eso es difícil sostener en esta coyuntura”, comentó.

En tanto, José Urtubey, director de Celulosa Argentina, comentó que la incorporación de Rubinstein, de concretarse, será sumamente importante, ya que “es un profesional reconocido en la actividad”. Y agregó: “Sus predicciones y proyecciones son siempre muy acertadas, por lo que lo considero un aporte valioso en este momento. Es un hombre que conoce mucho la dinámica macroeconómica conveniente para profundizar el desarrollo microeconómico”.

Martín Cabrales, vicepresidente de la empresa de café Cabrales, señaló que no lo conoce en profundidad pero que lo que ha leído sobre él, a partir del momento en que su nombre empezó a sonar con fuerza como posible viceministro de Massa, es positivo. “Me parece que es moderado, lógico y promercado. Lo que dice me parece acertado y pienso que va a estar en sintonía con el empresariado, de acuerdo a las declaraciones que ha hecho hasta hoy. Si eso que ha dicho es lo que realmente va a ejecutar, creo que entonces su nombramiento es correcto”, opinó.

Por su parte, Gustavo Weiss, presidente de la Cámara Argentina de la Construcción (Camarco), resaltó que es una muy buena noticia que Gabriel Rubinstein esté colaborando con Massa. “Es uno de los economistas más importantes de la Argentina, con una trayectoria de muchos años. Sin lugar a dudas, le va a aportar seriedad a cualquier proceso y una enorme confiabilidad técnica en lo económico”, subrayó el empresario.

Por el lado de los analistas, Daniel Artana, economista de la Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas (FIEL), describió al posible viceministro de Economía como “un buen profesional”. Pero a la hora de opinar sobre si podrá hacer valer sus ideas en el actual contexto, se limitó a expresar: “Veremos...”.

El economista Miguel Kiguel,  director de la consultora Econviews remarcó la solidez de Rubinstein, “sobre todo en la parte monetaria”. En este sentido, afirmó: “Cuando fue asesor de Guillermo Nielsen [secretario de Finanzas desde 2002 hasta 2004] y también cuando se desempeñó como representante del Ministerio de Economía en el Banco Central, fue bueno”. Y añadió: “Es un buen macroeconomista. No ha sido de los que ha tenido más visibilidad, pero es bueno”.

En cuanto a lo que le tocará hacer, Kiguel dijo que el viceministro no es el que hace la política económica, pero sí un hombre que puede ayudar al ministro a tomar mejores decisiones, que puede colaborar cuando viene una misión del FMI para mostrarle todos los números y exhibir los beneficios de las distintas políticas que se estén implementando. “Si podrá o no aplicar sus ideas, va a depender mucho de la relación personal que tenga con Massa, porque hay que recordar que no es del círculo cercano a él”.

Para Héctor Torres, exdirector ejecutivo en el FMI por la Argentina, Rubinstein es un profesional serio que puede articular y darle coherencia técnica a los objetivos macroeconómicos de Massa. “Aporta algo indispensable para poder negociar con el personal técnico del FMI”, destacó.

Sobre si, en caso de ser nombrado, podrá trabajar tranquilo, teniendo en cuenta que su ideología es distinta a la del ala kirchnerista de este gobierno, Torres analizó: “Para evitar la precipitación de la crisis hay que salir de la entropía ideológica. Necesitamos recurrir a profesionales de prestigio. No conozco ninguno dentro del sector más radicalizado de la coalición gobernante”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.