Empresario de Miami se declara culpable de importar desde China esta peligrosa sustancia

·2  min de lectura

Un empresario se declaró culpable en una corte federal de distrito en Miami de conspirar para violar la Ley de Aire Limpio (CAA) al importar ilegalmente de China más de 300,000 kilogramos de un refrigerante utilizado para bombas de calor residenciales y sistemas de aire acondicionado por un valor de más de $1.5 millones.

La Fiscalía Federal del Distrito Sur de la Florida dijo, citando documentos judiciales del caso, que Jorge Murillo, de 69 años, introdujo de contrabando a Estados Unidos grandes cantidades de hydrochlorofluorocarbon-22 (HCFC-22) para venderlo en el mercado negro.

Murillo y su coacusado negociaban con un fabricante chino la compra de grandes cantidades de HCFC-22 y luego las importaban a los puertos del sur de la Florida. En ningún momento el acusado, sus empresas o asociados tuvieron asignaciones de consumo no gastadas que hubieran permitido la importación legal de HCFC-22, según la fiscalía.

Entre junio y agosto de 2007, Murillo conspiró e introdujo de contrabando aproximadamente 309,536 kilogramos de HCFC con un valor de mercado de $1,525,670.

Murillo residió fuera de Estados Unidos desde el momento de su acusación formal en 2012 hasta su arresto en Miami en mayo 2022.

Su sentencia será impuesta por el juez Donald L. Graham el próximo 20 de septiembre y podría enfrentar hasta cinco años de cárcel.

El coacusado en el caso de Murillo, Norberto Guada, fue condenado previamente, en 2012, por importar ilegalmente HCFC-22 y cumplió una sentencia en una prisión federal.

La ley CAA regula los contaminantes del aire, incluidas las sustancias que agotan la capa de ozono, como el HCFC-22 y se estableció un cronograma para eliminar gradualmente la producción e importación de sustancias que agotan la capa de ozono, con una prohibición total a partir de 2030.

Para cumplir con sus obligaciones en virtud de un tratado internacional para reducir su consumo de sustancias que agotan la capa de ozono, Estados Unidos emitió asignaciones de consumo de referencia para la producción e importación de HCFC-22 a particulares y empresas.

Para importar legalmente HCFC-22, se debe tener una asignación de consumo no utilizada.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.