Empresario que cobró relevancia por videoescándalos

·1  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, diciembre 23 (EL UNIVERSAL).- La carrera política y de escándalo en México de Carlos Ahumada comenzó el 3 marzo de 2004, en la administración de Andrés Manuel López Obrador como jefe de Gobierno capitalino, cuando se reveló una serie de videoescándalos donde el empresario argentino grabó a funcionarios locales recibiendo fajos de billetes, entre ellos René Bejarano, quien era diputado local y presidente de la Asamblea Legislativa.

Esas imágenes generaron una crisis en el PRD porque Bejarano declaró que el dinero se lo entregó a la presidenta del sol azteca, Rosario Robles, y la acusaron de financiar campañas políticas con esos recursos.

De manera paralela, se revelaron imágenes de quien fuera secretario de Finanzas capitalino, Gustavo Ponce, apostando en un casino de Las Vegas.

En marzo de 2004, la Interpol detuvo a Carlos Ahumada en Varadero, Cuba, acusado de fraude genérico en perjuicio del erario capitalino por 31 millones de pesos cometidos contra la entonces delegación Gustavo A. Madero, y era investigado por lavado de dinero.

Fue deportado a México el 28 de abril y aprehendido por la AFI. Fue liberado el 8 de mayo de 2007.

En noviembre de 2016, el PRD fue absuelto y no tuvo que pagarle a Ahumada más de 520 millones de pesos más intereses que solicitaba por el concepto de un pagaré que presuntamente le firmó en 2003 Rosario Robles. En 2019, Ahumada fue aprehendido, ahora por Interpol, en Buenos Aires, por presuntamente evadir impuestos en México, de acuerdo con la FGR.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.