Investigan incendio en subestación eléctrica en Puerto Rico

·2  min de lectura

SAN JUAN, Puerto Rico (AP) — Las autoridades de Puerto Rico investigaban el viernes las causas de un incendio en una importante subestación eléctrica que dejo sin servicio a 900.000 usuarios en la isla, con decenas de miles aún sin electricidad.

Wayne Stensby, director general de la empresa Luma Energy, que asumió el control de la transmisión y distribución de electricidad este mes, dijo el viernes que esperaba que el servicio se restaurara completamente el viernes más tarde. Dijo que las autoridades no sabían qué hizo que un transformador estallara el jueves por la noche en un área segura monitoreada por cámaras.

“No hemos localizado la causa del problema”, dijo. “Está claro que el sistema eléctrico aquí en Puerto Rico es muy frágil”.

Unos 36.000 usuarios seguían sin electricidad el viernes, entre ellos Gertrudis Calderón, que vive en un barrio de clase trabajadora en San Juan, la capital. Aunque el área tiene un centro comunitario con paneles solares que fue construido luego de que el huracán Maria destruyó la red de electricidad en Puerto Rico en 2017, ella estaba preocupada por los ancianos en su barrio, especialmente los confinados a sus camas y dependientes de tanques de oxígeno e insulina refrigerada.

“Hay que atender la infraestructura de los barrios menos privilegiados porque somos a veces los más afectados”, dijo. “Hay que pensar en los viejos”.

Antes del incendio, Luma ya estaba enfrentando miles de apagones que afectaron a más de un millón de usuarios este mes. Algunos alcaldes declararon estados de emergencia, diciendo que la compañía les dijo que no tenía suficientes brigadas para restaurar el servicio rápidamente.

Muchos puertorriqueños criticaron a Luma, que enfrenta grandes expectativas de que se puedan resolver rápidamente los problemas pese a décadas de infraestructura inestable. Muchos dicen que incluso han pasado trabajos para reportar apagones.

Horas antes del incendio, Luma dijo que era blanco de un ciberataque que impidió el acceso de los usuarios.

Algunos usuarios, como Iván Quiles, que vive en el pueblo montañoso de San Sebastián, dijo que desistió de llamar a Luma y optó por llamar directamente al alcalde. Su hermana depende del suministro de oxígeno para vivir y él teme los apagones.

“Es bien difícil. Cuando se nos va la luz, la preocupación más grande es la salud de mi hermana”.

Stensby, el director general de Luma, dijo que no espera que algo esto ocurra a menudo. “Espero que lo de ayer no haya sido normal. Eso no puede ser normal”.

Luma, un consorcio formado por la firma canadiense Atco y la estadounidense Quanta Services Inc., operará la red de electricidad de Puerto Rico bajo un contrato de 15 años.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.