La empresa de Trump "engañó" al fisco, dice una fiscal de Nueva York

Imagen de archivo del expresidente de Estados Unidos, Donald Trump, hablando durante un mitin en Robstown, Texas

Por Karen Freifeld y Luc Cohen

NUEVA YORK, 31 oct (Reuters) - La compañía inmobiliaria del expresidente Donald Trump engañó a las autoridades fiscales durante un período de 15 años, dijo el lunes una fiscal de Nueva York en su declaración de apertura en el juicio por fraude fiscal criminal contra Trump Organization.

El caso se encuentra entre los crecientes problemas legales a los que se enfrenta Trump, de 76 años, mientras considera otra candidatura a la presidencia tras perder en 2020.

Al menos entre 2005 y 2021, Trump Organization pagó a ejecutivos -incluyendo a su director financiero, Allen Weisselberg- en prebendas como alquileres y arriendo de coches sin informar de esos beneficios a las autoridades fiscales, dijo Susan Hoffinger, de la oficina del fiscal del distrito de Manhattan.

"El esquema fue conducido, dirigido y autorizado en los niveles más altos del departamento de contabilidad de la empresa", dijo Hoffinger. "Todo el mundo gana aquí (...) Todos menos el fisco. El problema de hacerlo así es que no es legal".

La Trump Organization se ha declarado no culpable. Trump no ha sido acusado en el caso.

Susan Necheles -abogada de Trump Corporation, una de las dos unidades de Trump Organization acusadas en el caso- dijo que el juicio trata sobre las declaraciones de impuestos personales de Weisselberg.

"Tengan en cuenta la extrema presión a la que está sometido el señor Weisselberg", dijo Necheles. "Esto empieza con Allen Weisselberg y termina con Allen Weisselberg".

Weisselberg evadió impuestos por 1,76 millones de dólares en ingresos personales a través de prebendas de lujo, como el alquiler de un apartamento en Manhattan. Aceptó declarar como testigo de la acusación en el juicio como parte de un acuerdo a cambio de una condena de cinco meses de cárcel.

Si es declarada culpable, la Trump Organization -que explota hoteles, campos de golf y otras propiedades inmobiliarias en todo el mundo- podría enfrentarse a multas de hasta 1,6 millones de dólares. También podría complicar aún más la capacidad de la empresa inmobiliaria para hacer negocios.

Se requiere un veredicto unánime para la condena por cada uno de los cargos de fraude fiscal, maquinación para defraudar y falsificación de registros comerciales.

(Reporte de Karen Freifeld y Luc Cohen en Nueva York; Editado en Español por Ricardo Figueroa)