Empresa contratada para organizar vuelos de migrantes de DeSantis está vinculada con alto funcionario estatal

·10  min de lectura
Rich Saltzberg/The Martha's Vineyard Times

Cuando la administración del gobernador Ron DeSantis necesitó una empresa de confianza para un polémico programa de transporte de migrantes a otros estados, eligió una opción poco habitual.

Aunque la empresa Vertol Systems, con sede en Destin, se dedica a la aviación, su actividad principal es la capacitación de pilotos para las fuerzas militares y el suministro de helicópteros en todo el mundo.

Pero la empresa era conocida por un miembro clave de la administración DeSantis: Larry Keefe, el “zar de la seguridad pública” del estado, responsable de llevar a cabo los programas contra la inmigración del gobernador. La compañía también tiene un jet privado que voló de la Florida a San Antonio una semana antes que los vuelos fletados llevaran a 48 migrantes a Martha’s Vineyard.

Antes que DeSantis contratara a Keefe, y antes que fuera nombrado fiscal del distrito norte de la Florida por el entonces presidente Donald Trump, Keefe representó a Vertol Systems en una decena de demandas entre 2010 y 2017.

Keefe dirigió la estrategia de litigios de la compañía, demandando a ex empleados acusados de malversación de fondos, a contratistas sospechosos de robar secretos de la compañía y a una empresa local de cuidado de césped que atropelló un cable conectado a uno de los helicópteros de la compañía.

El estado ha pagado a Vertol Systems más de $1.56 millones para, entre otras cosas, organizar los vuelos de migrantes de la semana pasada desde Texas hasta Martha’s Vineyard, lo que provocó indignación, una investigación penal por parte de un jefe de policía local y una demanda federal por parte de algunos de los migrantes.

Hasta ahora, los vínculos de Keefe con Vertol Systems son la mejor explicación de porqué el estado contrató a la empresa. El gobierno de DeSantis ha revelado pocos detalles sobre el programa secreto, que se está pagando con $12 millones en intereses ganados del dinero federal de asistencia por el COVID.

Los funcionarios estatales no han dicho cómo eligieron a Vertol Systems ni si el Estado solicitó múltiples ofertas para el trabajo como lo requiere la Legislatura, ni siquiera dio a conocer el contrato del Estado con la empresa.

La oficina del gobernador no respondió a las solicitudes de comentarios.

Documentos del tribunal y otros registros muestran que la compañía es activa en la política del Partido Republicano. Además de Keefe, el representante federal Matt Gaetz, a quien Keefe contrató antes que Gaetz fuera elegido al Congreso, también representó a Vertol Systems en dos demandas de 2010. La empresa y su propietario, James Montgomerie, han donado $27,000 a políticos y comités políticos republicanos desde 2005.

Vertol Systems también es socio de una empresa llamada Zeppelin Holdings LLC con Jay Odom, un prominente urbanizador del Condado Okaloosa y estrecho colaborador de Gaetz.

En 2009, Odom fue acusado, junto con el presidente de la Cámara de Representantes de la Florida, Ray Sansom, y el entonces presidente del Northwest Florida State College, de canalizar fondos de construcción de escuelas estatales para construir un hangar para el negocio de Odom, Destin Jet. Los cargos fueron retirados, pero en 2013, Odom se declaró culpable de violaciones de la financiamiento de campaña en un caso separado y fue sentenciado a seis meses de prisión.

Zeppelin Holdings LLC es propietaria de un jet Cessna Citation de ocho plazas que realizó un recorrido similar al de los aviones que fueron a Martha’s Vineyard. Los datos de seguimiento de los vuelos muestran que el 5 de septiembre, la semana anterior a los vuelos a Martha’s Vineyard, el Cessna de Zeppelin voló de Destin a Tallahassee, se detuvo en Tampa, volvió a Destin y luego viajó a San Antonio, donde permaneció hasta el 7 de septiembre. Los registros de vuelo del mismo avión del mes anterior no muestran ningún viaje a San Antonio.

El jet regresó a San Antonio de nuevo el 16 de septiembre, dos días después de haber realizado el vuelo a Martha’s Vineyard. Los datos de seguimiento muestran que el jet permaneció en el aeropuerto de San Antonio durante una hora, y volvió a Destin.

Ni Keefe ni Odom ni Vertol Systems respondieron a las preguntas sobre si el jet de Zeppelin Holdings estaba autorizado a participar en la iniciativa del gobernador.

Keefe lidera la lucha contra la inmigración de DeSantis

Keefe fue contratado por la oficina del gobernador en septiembre pasado como el primer “zar de la seguridad pública” del estado, con un salario de $131,725.

En ese momento, DeSantis dijo que el papel de Keefe sería “proteger a los contribuyentes de la Florida de soportar la carga de las políticas de inmigración imprudentes”.

Desde entonces, el estado ha impuesto una serie de normas y políticas para atacar la inmigración ilegal.

La Florida envió agentes de la ley del Estado a la frontera sur de Texas con un costo de al menos $1.6 millones; adoptó medidas enérgicas contra los refugios en la Florida que proporcionan alojamiento y servicios a los niños migrantes en nombre del gobierno federal; demandó a la administración de Biden por sus políticas de inmigración y emitió una amplia orden ejecutiva que, en parte, “anima” a los agentes de la ley del estado a detener a los conductores que transportan a migrantes al estado.

En diciembre, DeSantis también pidió a la Legislatura, controlada por el Partido Republicano, millones de dólares para enviar migrantes de la Florida a otros estados, mencionando el rico enclave de Martha’s Vineyard.

La empresa Vertol Systems no parece una opción obvia para transportar regularmente a docenas de personas a través del país.

Las actividades de la empresa se han centrado en el mantenimiento y la asistencia de aeronaves, la capacitación de pilotos y el alquiler de sus helicópteros a empresas pesqueras y de otro tipo en todo el mundo. Entre 2000 y 2020, la empresa recibió más de $25.7 millones en contratos de defensa para la capacitación de pilotos, según los registros.

Desde que se conoció la noticia de la participación de la empresa en los programas de vuelo de migrantes de DeSantis, su sitio web fue retirado. En abril, su sitio web decía que operaba cuatro tipos de helicópteros y tres tipos de aviones pequeños con una capacidad máxima de 12 personas (Los registros de la FAA muestran que la empresa tiene 55 aviones).

Ninguno de los aviones de la empresa llevó a los 48 inmigrantes a Martha’s Vineyard. En su lugar, los registros de vuelo muestran que los transportó Ultimate JetCharters, con sede en Ohio, aparentemente como subcontratista. Los sitios web de contratación del estado no muestran ningún pago a la empresa. Ultimate JetCharters, que se especializa en traslados corporativos, viajes de equipos deportivos y viajes a casinos, no ha respondido a las repetidas solicitudes de comentarios sobre cómo llegó a participar en el programa o si continuaría con el trabajo.

Esta semana estaba prevista otra ronda de vuelos de Ultimate JetCharters para trasladar a inmigrantes de Texas a Delaware, el estado natal de Biden, pero se cancelaron sin explicación, dejando a los inmigrantes varados en San Antonio.

Desde 2010, Vertol Systems y Montgomerie han recurrido al bufete de abogados Keefe, Anchors & Gordon para representar a la empresa en más de 20 demandas presentadas en el Condado Okaloosa.

Los casos iban desde lo personal —como Keefe demandando a un conductor ebrio que chocó contra el Range Rover de Montgomerie— a lo profesional, como demandar a un contratista que Vertol Systems Company afirmó que robó su lista de clientes y “secretos comerciales” (El contratista fue condenado a pagar $2,500 y a no competir con Vertol Systems Company).

En 2012, Keefe y Vertol Systems Company demandaron a una empresa de cuidado de césped de Niceville, Dogwood Services. Un empleado de la empresa que estaba cortando el césped en el hangar del aeropuerto de Destin pasó sobre un cable conectado a uno de los helicópteros de Vertol.

Vertol dijo que tenía derecho a una indemnización por daños y perjuicios, por el monto que costaría el alquiler de un helicóptero similar. La defensa argumentó que el helicóptero no había volado durante un mes antes del incidente, y no voló durante cuatro meses después de las reparaciones.

El juez se puso de parte de Vertol Systems. Courtney Smith, entonces abogada que representaba a Dogwood, dijo que recuerda que fue un caso muy litigioso, con idas y venidas.

Y recuerda a Keefe, quien, según ella, era especialmente combativo, una reputación que tenía en la zona, dijo.

Smith, quien ahora trabaja en el sur de la Florida, dijo que no puede hablar de cómo funciona Vertol Systems, pero que Keefe “discutiría sobre cualquier cosa solo para tener la razón”.

Dijo que no le sorprendió saber que la empresa estaba involucrada en los vuelos de migrantes.

La firma sigue representando a la empresa

En 2017, Keefe fue elegido por Trump para ser el fiscal federal del Distrito Norte de la Florida, supervisando los procesos federales para el Panhandle del estado y Gainesville.

El bufete de abogados de Keefe eliminó su nombre pero siguió representando a Vertol Systems.

En 2020, el bufete demandó a un empleado de Crestview que, según él, había violado el acuerdo de no divulgación de la empresa. El empleado alegó que la violación se produjo al enviar fotos de los peligros del lugar de trabajo a la Administración Federal de Seguridad y Salud Ocupacional. El tribunal dio la razón a Vertol Systems y se ordenó al empleado que destruyera o entregara el material.

Ese mismo año, un piloto neozelandés que se estrelló contra uno de los helicópteros de la empresa mientras trabajaba en labores de pesca de atún en las Islas Marshall demandó a la empresa, alegando que aún se le debían más de $16,000. Tres días después, la empresa demandó al piloto, alegando que el accidente se debió a una operación negligente y/o imprudente. Ese caso sigue abierto.

Y en 2019, Vertol adoptó un enfoque agresivo después de que un piloto se estrellara y muriera durante una expedición de búsqueda de peces cerca de Micronesia.

Jeffrey Lynn LaVere, un ex sargento del Ejército de Estados Unidos de 39 años que prestó servicio durante 17 años, trabajaba para Vertol Systems como piloto contratado.

Aproximadamente un año después de su muerte, su esposa presentó una demanda por homicidio culposo en Oregon, donde Vertol Systems tenía su sede. Dijo que cuatro días antes del accidente de su marido, él le había enviado un mensaje de texto “expresando su preocupación por el mal estado del helicóptero”, según los documentos judiciales.

Siete días después, Vertol Systems presentó su propia demanda contra la esposa, alegando que ella, como representante de la herencia de su marido, debía dinero a la empresa porque el helicóptero estaba dañado.

En la demanda, los abogados de Vertol Systems dijeron que el accidente fue “únicamente el resultado de la negligencia e imprudencia de LaVere”.

Los abogados de la esposa de LaVere criticaron a los abogados de la compañía por las maniobras legales que incluyeron la eliminación de ella como administradora de la herencia de su marido, y la instalación de su propia persona como reemplazo.

“Nuestra cliente es una joven viuda que ha sufrido mucho”, dijo su abogado a los abogados de Vertol en Oregon, según el expediente del caso en ese estado. “Su cliente parece querer aumentar ese sufrimiento”. Una investigación de la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte determinó que la causa probable del accidente fue “el hecho de que el piloto no mantuviera el espacio libre sobre la superficie del océano”. Las demandas fueron retiradas, y ambas partes pagaron los honorarios de sus abogados.