El emprendimiento puertorriqueño “Amasar” trabaja para expandir la distribución de sus productos a base de pana a Florida

·5  min de lectura

Mientras Marisol Villalobos estaba expatriada en Italia por el trabajo en la industria farmacéutica de su esposo, Jesús Martes, nació la idea de Amasar.

“Mi madrina de confirmación me envió a Milano un paquete enorme y dentro de ese paquete había una pana”, recuerda Villalobos, “porque yo allá conseguía de todo menos pana”.

La pana, conocida también como panapén, buen pan o breadfruit, es una fruta que fue introducida por los ingleses al caribe. Actualmente sigue siendo cosechada en diferentes áreas en Puerto Rico. De acuerdo con Villalobos, hay vastos estudios de universidades reconocidas a nivel mundial donde demuestran que, por los componentes alimenticios que tiene la pana, clasifica como una super fruta o un superalimento.

Este primer reencuentro con el superalimento fue lo que Villalobos llama “la chispa”. El segundo sucedió en España mientras visitaban a unos amigos también expatriados, quienes comentaron que tenían una finca en Puerto Rico sembrada con árboles de pana.

También, mientras la pareja visitaba Madrid, coincidieron con el festival de San Isidro Labrador, quien es el santo de la agricultura en la religión católica. “Para mí era el mundo hablándome, ‘tenemos que hacer algo en la agricultura, tenemos que hacer algo con la pana’,” dijo Villalobos.

Martes se había graduado de ingeniero químico y Villalobos de microbióloga, es decir que ambos tenían conocimientos que los ayudaron cuando decidieron volver a su país en octubre del 2016 para construir su propia empresa y crear productos sin preservativos, pero aun así de larga duración.

“Fuimos bien valientes y bien arriesgados yo diría, y decidimos regresar a Puerto Rico en un rol totalmente diferente”, dijo Villalobos. “Mi esposo dejo la industria farmacéutica, comenzamos a trabajar en este proyecto con la pana y también con la energía renovable”, tipo de energía que utilizan para la producción alrededor de todas las instalaciones.

Sin embargo, el nombre de Amasar ya había surgido en Italia mientras la pareja tomaba unas clases de cómo hacer pan sin gluten, practicando para cuando lograran hacer lo mismo, pero a base del superalimento. “A nosotros nos gusta ponerles nombre a las cosas porque es mágico, cogen vida”, compartió Villalobos.

En noviembre del 2017 incorporaron la empresa legalmente en Puerto Rico, y después fue un año entero en formulación creando la mezcla perfecta para el producto.

“No saben cuántas pancakes mi esposo y mi familia tuvieron que consumir hasta dar con esta mezcla”, compartió Villalobos de su proceso en crear el primer producto Amasar, una mezcla para panquecas y wafles.

El segundo producto de Amasar fue la harina todo uso, que viene en un tamaño más grande, y abarca un rango más amplio de opciones como pan, pizzas, pasteles, brownies y galletas.

El más reciente es la crema de desayuno que viene en dos sabores y está hecho solo con cinco ingredientes naturales: harina de pana, sal de mar, vainilla, canela, y azúcar morena. De hecho, uno de los sabores se alinea con la dieta keto, ya que es bajo en carbohidratos y no tiene azúcar añadida. Villalobos comentó que la mayoría de los productos son simples para que el cliente se empodere de su alimentación y decida si quiere usar endulzante, o que otros ingredientes añadir en sus recetas.

“La nueva crema de desayuno se puede preparar en tan solo cinco minutos, ideal para una mañana ajetreada, y combinar con sus frutas favoritas de temporada”, comentó la nutricionista y dietista de los Healthy Path Markets, Mariely Rosado.

Amasar se caracteriza por crear productos con la misma conveniencia y sabor de los demás del mercado, pero libre de gluten y con mejores valores nutricionales. “Tienes un producto natural, básicamente orgánico,” dijo Villalobos quien aún está trabajando en conseguir la certificación de orgánico para todos los productos de Amasar.

Todos los empaques, los cuales se espera puedan ser completamente biodegradables en un futuro, incluyen instrucciones de preparación y la tabla nutricional que está hecha específicamente con una muestra de la harina de la empresa. Villalobos mencionó que la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, siglas en inglés) acepta tablas nutricionales hechas solo con una base de datos, pero que ellos hicieron el esfuerzo de enviar su muestra a Estados Unidos para ser analizada en un laboratorio y obtener la información exacta.

Villalobos también hizo la invitación a todo el que quiera visitar las instalaciones ya que ofrecen recorridos agroturísticos una vez al mes por reservación.

“Lo que hacemos en la finca va en balance y armonía con la madre tierra. Basta ya de exprimir a la naturaleza”, dijo Villalobos. “Nosotros tenemos que hacer las cosas responsables, en un modelo que genere economía, pero también respetando al ambiente”.

Hoy día, Amasar es el único producto con sus características disponible en todos los supermercados en Puerto Rico, y existente en el mundo entero, compartió Villalobos. La empresa, que emplea a ocho personas de las cuales la mitad son mujeres, también consta con una página web que ofrece información adicional y por la cual se pueden hacer compras desde Estados Unidos.

“Queremos animar a todos a que prueben [los productos] y compartan sus experiencias con sus familiares y amigos y se suscriban a nuestra página y redes sociales para que tengan acceso a información, recetas, contenido nutricional y conozcan sobre nuestro compromiso con el medio ambiente y el comercio justo”, indicó Martes, cofundador.

La siguiente meta de la empresa es llegar a la Florida Central. “Estamos haciendo mucho esfuerzo para llegar hasta allá,” compartió Villalobos. “Queremos comenzar esa expansión hacia Estados Unidos por la Florida porque hay tantos puertorriqueños que ya conocen la pana, … pero no saben de las harinas.”

Asimismo, quieren llegar a los hispanos que no conocen o no han usado el superalimento, y a los estadounidenses que pudieran aprovechar de estos productos innovadores, libres de gluten, y de valor añadido.

“A todos nuestros hermanos latinos, y a nuestros hermanos floridanos: gracias por su apoyo, y ya pueden consumir nuestros productos a través de nuestra página web www.amasar.net”, dijo Villalobos.

“Y próximamente, Dios mediante, ya estamos [trabajando] con algunas empresas que tienen coffee shops en Florida y estamos tratando entonces que a través de ellos se empiecen a servir los mejores waffles, los mejores pancakes, las mejores galletitas gluten-free basadas en este superalimento y que sean pioneros”, concluyó Villalobos.

*Daniela Vivas Labrador es una pasante para El Sentinel Orlando y cubre la comunidad hispana y latina de Florida Central. La pueden contactar a dvivas@orlandosentinel.com.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.