Empleados de Carrefour piden bono de 20 mil pesos y desafían al gremio y la empresa

Los empleados y delegados de la cadena de supermercados Carrefour reclaman que se les pague un bono de 20 mil pesos por haber cumplido funciones en medio del aislamiento social, preventivo y obligatorio, y haberse expuesto a los riesgos que implica romper la cuarentena.

El cuerpo de delegados de la cadena francesa advirtió que en caso de no tener una respuesta favorable no concurrirán a trabajar este viernes. De hecho las comunicaciones rezaban: "El viernes 10 de abril #YoMeQuedoEnCasa".

La decisión de los delegados desafía lo firmado por el Sindicato de Empleados de Comercio que lidera Armando Cavalieri con los supermercadistas, que habían pactado el pago de una "gratificación" de 5 mil pesos para los trabajadores de esos establecimientos.

Desde el gremio habían calificado esa cifra de "aporte solidario", pero los trabajadores de Carrefour lo consideran insuficiente por el esfuerzo que están realizando y exigen un "Bono justo". Otra muestra de la fragmentación de la representación entre los empleados mercantiles.

Ante lo inminente de la huelga, el Ministerio de Trabajo dictó conciliación obligatoria y citó a las partes para conseguir una salida consensuada.

Vale recordar que los supermercados nunca cerraron sus puertas en cuarentena por la pandemia de Covid-19 y en muchas ocasiones sus empleados indican que deben cumplir tareas con protocolos de seguridad que se respetan a cuentagotas y elementos de higiene que escasean.

Ayer se produjo el primer caso de Coronavirus en un establecimiento de Carrefour, que debió ser cerrado para desinfección y su personal puesto en aislamiento