Un empleado de la OSCE en Lugansk es acusado por rusos de espionaje

Moscú, 13 ene (EFE).- Las autoridades de la región ucraniana de Lugansk, anexionada por Rusia en septiembre pasado, acusaron hoy a un empleado de la OSCE de "espionaje".

"El Ministerio de Seguridad Estatal de la república popular de Lugansk ha incoado un caso penal contra un empleado de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa por el delito de espionaje", dice un comunicado, citado por la agencia Interfax.

Según la nota, el acusado es un ciudadano británico que estaba encargado de una misión de operadores de drones en Lugansk.

Los investigadores locales creen que "por encargo de un servicio especial extranjero" el trabajador de la OSCE "recopiló y transmitió información" sobre la ubicación de las posiciones, el equipo militar y las armas de las milicias populares de Lugansk, así como "las coordenadas de las instalaciones de infraestructura civil".

Esta información, según la acusación, fue entregada "a la parte ucraniana, que la utilizó para ataques contra la república popular de Lugansk".

Anteriormente se informó de que cuatro ucranianos, empleados de la misión especial de observación de la OSCE, que dejó de funcionar a finales de marzo en medio de la campaña militar rusa en Ucrania, fueron detenidos a finales de abril pasado en territorio ocupado por los rusos.

Desde el año 2014, la Misión de Observación de la OSCE tenía sobre el terreno a cientos de observadores internacionales desarmados que informaban sobre la situación en la llamada "línea de contacto" entre el ejército ucraniano y rebeldes prorrusos en la región de Donbás.

(c) Agencia EFE