Empiezan los ensayos para los parches anti-Covid: cómo funcionan y en qué se diferencian de las vacunas

·3  min de lectura
En la Universidad de Pittsburgh, dos investigadores con parches del tamaño de la punta de los dedos con agujas microscópicas solubles, una posible vacuna para el coronavirus
En la Universidad de Pittsburgh, dos investigadores con parches del tamaño de la punta de los dedos con agujas microscópicas solubles, una posible vacuna para el coronavirus

LONDRES.- Una compañía de biotecnología de Abingdon, Reino Unido, anunció la aprobación para iniciar la primera fase de ensayos clínicos de su candidato para la segunda generación de vacunas contra el coronavirus, un parche cutáneo de aplicación simple diseñado para eliminar células infectadas con células T, que refuerzan el sistema inmunológico.

La vacuna sintética diseñada por la empresa Emergex ofrece una amplia inmunidad contra el SARS-COV-1 y todas las variantes del SARS-COV-2 y proporciona una protección suficiente que no requiere de refuerzos de temporada.

“Nuestras vacunas de cebado de células T pueden ofrecer beneficios significativos sobre las vacunas Covid-19 actuales, incluida una inmunidad más duradera y una protección más amplia contra nuevas variantes. Estamos orgullosos de anunciar el inicio de este ensayo y esperamos recopilar datos para respaldar el desarrollo de esta importante vacuna de próxima generación”, dijo Robin Cohen, director comercial de Emergex Vaccines.

Las vacunas de Emergex se han diseñado para administrarse a través de la piel con microagujas y para que sean estables a temperatura ambiente durante más de tres meses, lo que facilita la distribución rápida y eficiente en todo el mundo y hace que la administración de la vacuna sea más sencilla para el paciente, a diferencia de los sueros contra el Covid que existen hoy en día, según el comunicado oficial.

Las células T que contiene el fármaco eliminan a las células infectadas del cuerpo rápidamente después de la infección, lo que evita la replicación viral y la enfermedad, y ofrece una inmunidad más duradera al erradicar al virus, profundizó The Guardian.

El equipo de científicos de Emergex que desarrolla la vacuna contra el coronavirus aplicada por un parche cutáneo
Twitter Emerge


El equipo de científicos de Emergex que desarrolla la vacuna contra el coronavirus aplicada por un parche cutáneo (Twitter Emerge/)

Mientras que los anticuerpos producidos por las vacunas actuales de Covid se adhieren al virus y evitan que infecte las células, las células T encuentran y destruyen las células infectadas”, explicó el medio británico.

“Aunque las vacunas Covid-19 actuales han logrado un progreso significativo en la reducción de la mortalidad y en morbilidad, los desafíos aún persisten, especialmente con el desarrollo de nuevas variantes”, señalo el profesor Blaise Genton, investigador principal del ensayo del Centro de Atención Primaria y Salud Pública (Unisante) de la Universidad de Lausana, Suiza.

Y agregó: “Este nuevo y emocionante enfoque científico para desarrollar una vacuna contra el SARS-CoV-2 aborda la necesidad de generar una respuesta de células T para obtener inmunidad a largo plazo. Esperamos poder evaluar los resultados cuando estén disponibles”.

El regulador suizo de medicamentos habilitó los ensayos iniciales en humanos en Lausana. Se trata de un estudio aleatorio a doble ciego, en el que compararán dos grupos de 13 voluntarios en dosis altas y bajas.

Si bien el primer paciente recibirá la primera dosis de Emergex a principios de enero de 2022, la inyección no estará disponible hasta 2025 como muy pronto, el plazo habitual para el desarrollo de la vacuna, dice The Guardian.

Con información de Reuters

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.