La emoción de Juariu al hablar de su lucha contra el cáncer: “Lo voy llevando bien”

·3  min de lectura
Una chica llorando
Una chica llorando

Vicky Braier, más conocida como Juariu , se convirtió en una verdadera estrella de Instagram como consecuencia de su rol detectivesco en las redes sociales de los famosos, de donde extrae pistas que luego terminan derivando en primicias, sobre todo romances y separaciones.

La joven tucumana también es panelista del ciclo de elnueve, Bendita, y paulatinamente se está ganando un lugar importante en los medios. Recientemente, el conductor Tomás Dente la tuvo como invitada a su programa de KZO, Vino para vos, donde Juariu se paseó por diferentes tópicos y se quebró al hablar de su lucha contra el cáncer de mama .

Gustavo Sofovich: “Trabajo todos los días de mi vida para estar afuera de la droga”

“Hace tres años tuve cáncer”, comenzó Braier con su relato, muy conmovida. “Me estaba bañando y me palpé un bulto muy chiquito, era nada... yo no tenía antecedentes de cáncer de mama, así que no era algo que tenía en mi cabeza, pero quise ir al médico al toque. Fue todo muy rápido, a la semana y media me operaron y tuve que esperar”, recordó. “Fue antes de Año Nuevo, fui a Tucumán, y le tuve que contar a mi familia. Me operaron, era malo, no era agresivo, no había hecho metástasis, entonces empecé con rayos, que sí fueron traumáticos”, remarcó la panelista.

Asimismo, Braier contó que en ese momento se sentía “como en una nube”, respetando las órdenes de los médicos. “Todavía no era consciente de lo que me estaba pasando, pero me hice los rayos, y ahora sigo tomando medicación, que la tengo que tomar por cinco años y me pongo unas inyecciones, es una revolución el tratamiento, pero lo voy llevando bien; yo venía de un año difícil, no conseguía trabajo y me quejaba por cualquier cosa, y cuando me pasó esto fue un sacudón, y pensé ‘acá está lo importante’, si bien es una enfermedad horrible, la tomo como un cable a tierra que me enseña algo”, subrayó.

“Cuando hablo del cáncer me hace bien porque me trae a la realidad y salgo de la frivolidad”, añadió, y rescató el apoyo de su pareja, Gustavo. “Es muy importante en mi vida, siempre es muy positivo, tira para adelante, es importante tenerlo al lado porque me ayuda, no se deja abatir, todo hubiese sido más difícil sin su apoyo”, remarcó Juariu.

En octubre del año pasado, la panelista había hablado sobre la enfermedad en diálogo con LA NACION: “Cuando me enteré, me focalicé en lo que tenía que hacer en vez angustiarme. Después me hice rayos y no tuve que hacer quimio porque mandamos a analizar el tumor a los Estados Unidos, en forma privada, y el estudio dio como resultado que no me servía hacer una quimio, porque lo mío era hormonal. Ahora sigo en tratamiento con dos medicamentos, todavía por dos años más. Cada tres meses me ponen una inyección que me mantiene menopáusica. La medicación puede suspenderse después de cinco años, si quiero tener hijos, y después se aconseja seguir unos años más. Me hago chequeos cada seis meses. Estoy bien, tranquila”, le compartía a este medio.