La emoción de Los Gladiadores durante el himno argentino en la previa del duelo clave con Qatar

LA NACION
·2  min de lectura

El seleccionado argentino de handball, vive el Mundial de Egipto de manera única, no porque los anteriores los hayan transitado con liviandad, sino porque el rendimiento deportivo los fortaleció en todo sentido y la chance histórica de acceder a cuartos de final potencia las emociones.

Ya lo había dicho en la arenga previa al triunfo sobre Croacia el preparador físico de Los Gladiadores, el profesor Guillermo Cazón.

Los Miami Heat usarán perros entrenados para detectar coronavirus en los fanáticos que asistan a los partidos

"Oportunidades en la vida tenemos pocas. Esta es una gran oportunidad para todos, para ustedes, para llevar adelante al país. Tenemos mucha gente que está mirándonos. Los conozco, sé cómo son, sé lo que tienen adentro y la intensidad que tienen. Hay que disfrutar este partido, mucha alegría, intensos, no dejen que pase nada. Que estos pibes se acuerden hoy y por toda la vida lo que es Argentina".

Y lo hicieron. Propios y ajenos ya los miran de otra manera. "Nos ganamos el derecho de soñar", dijo Federico Pizarro después de las palabras de Cazón y, este lunes, antes del choque con Qatar, al entonar el himno, se hace visible que lo hacen.

Impactante: casi pierde un ojo por ir a cabecear

Es que Argentina está lejos de ser una potencia en el handball mundial, y en Egipto 2021 viven algo similar a lo que vivieron Los Pumas en Francia 2007 o Las Leonas en los primeros pasos de su apogeo o la Generación Dorada en Indianápolis 2001.

Toda historia tiene un primer gran capítulo y los Gladiadores van por él en tierras africanas.