Emmanuel Macron reafirmó que Francia se opone a acuerdo Unión Europea-Mercosur

·2  min de lectura
El presidente de Francia, Emmanuel Macron
El presidente de Francia, Emmanuel Macron

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, aseguró hoy que su país “está en contra” del acuerdo Unión Europea (UE)-Mercosur. Afirmó que “tal y como ha sido concebido y diseñado, no puede ser compatible con la agenda climática y de biodiversidad” que lleva adelante el estado francés.

En ese sentido, Macron adelantó que Francia mantendrá su oposición al acuerdo comercial cuando asuma la presidencia rotatoria de la UE, a principios de 2022, según la agencia de noticias AFP.

Padrón Electoral 2021: dónde voto en las PASO y en las generales

“No es porque no estemos cómodos con nuestros amigos del Mercosur”, advirtió el jefe de Estado. “Debemos reinventar nuestras políticas comerciales para que sean coherentes con nuestras políticas climáticas, con nuestras políticas de biodiversidad, es una necesidad”, añadió el mandatario francés.

El acuerdo UE-Mercosur fue negociado por la Comisión Europea en nombre de los países de la Unión, pero para entrar en vigencia debe ser ratificado por los parlamentos de todos los Estados miembros.

Algunos países, como Francia y Alemania, se han mostrado reacios y ponen en duda, particularmente, el compromiso de Brasil con el medio ambiente. En agosto de 2019, Macron, invocando “un proceso de deforestación industrializado” en la selva amazónica, había acusado a su homólogo brasileño, Jair Bolsonaro “de no respetar sus compromisos climáticos”. Macron hizo saber entonces que Francia “se oponía al acuerdo de Mercosur en su estado actual”.

Macri se vio por última vez con Macron durante la cumbre del G-20 de Buenos Aires
Macri se vio por última vez con Macron durante la cumbre del G-20 de Buenos Aires


Mauricio Macri y Emmanuel Macron durante la cumbre del G-20 de Buenos Aires

El texto del acuerdo fue firmado a mediados de 2019 entre la UE y los cuatro miembros plenos del Mercosur -Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay- tras 20 años de negociaciones.

Más allá de los cuestionamientos ambientales, las principales críticas desde la UE provienen del sector del campo, que teme que una liberación del comercio de commodities con los países sudamericanos amenace su competitividad. Los ambientalistas reclaman que el acuerdo incluya regulaciones claras y estrictas en la producción para la protección del ambiente.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.