Emiten recomendación a Sistema Penitenciario CDMX por muertes

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 2 (EL UNIVERSAL).- La Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México (CDMX) emitió la recomendación 3/2020 en contra del Sistema Penitenciario capitalino por casos de muertes violentas dentro de las cárceles locales, lo que según el organismo autónomo, deja en evidencia la falta de capacitación del personal, así como los problemas de autocontrol que padecen los convictos.

Durante la presentación de esta recomendación, Nashieli Ramírez Hernández, titular del órgano derechohumanista, destacó que "los hechos que la motivaron tuvieron por resultado violar el derecho a la vida de siete personas, como consecuencia de la omisión del personal de los centros penitenciarios en cumplir su deber reforzado de cuidado, respecto de la vida de las personas privadas de la libertad, bajo la custodia del Estado".

Las muertes violentas documentadas en este instrumento recomendatorio derivaron de riñas, pleitos y ajustes de cuentas entre personas privadas de libertad, y en ellas se evidencia no solo una omisión en el deber de cuidado por parte de personal técnico penitenciario y de custodia, sino una situación de violencia generalizada en los centros, refirió Ramírez Hernández.

"A la par, las muertes por violencia evidencian la falta de control en los objetos prohibidos que se ingresan o elaboran en centros penitenciarios. Sumado a ello, la autoridad omitió también realizar un adecuado control en el ingreso, para evitar la presencia de objetos y sustancias prohibidas en los centros penitenciarios, que ponen en riesgo a la población".

"La muerte violenta de las siete personas trastocó, además, de manera inevitable, la vida de sus familiares, algunos de ellos identificados como víctimas indirectas en esta Recomendación. Entre ellas, se encuentran dos niños, tres niñas y tres adolescentes, a quienes se suman otras 11 personas más", puntualizó la Ombudsperson.

Los hechos que llevaron a la muerte violenta de las siete víctimas directas, sucedieron entre 2016 y 2018, en un contexto en el que, a pesar de la tendencia en la disminución de la población penitenciaria, persistía la alta densidad de población en reclusión.

No es la primera ocasión que se emite una recomendación al sistema Penitenciario de la CDMX y a pesar de ello no han mejorado las condiciones de los convictos; en el pasado se registraron hechos similares que motivaron una en 2015, numerada como la 18/2015, que documentó 40 casos que acumulaban 46 víctimas de una muerte violenta dentro de los centros penitenciarios, del entonces Distrito Federal, destacando como elemento detonante el hacinamiento penitenciario.