Emilio Lozoya vuelve ante un juez para decidir su futuro

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 4 (EL UNIVERSAL).- A un año de estar en prisión, luego de violar los beneficios procesales que le otorgó la FGR como testigo colaborador, al ser captado en 2021 en un lujoso restaurante de Lomas de Chapultepec, el exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex), Emilio Lozoya Austin, volverá ante un juez federal, en el que se decidirá su futuro procesal.

Lozoya Austin y su equipo de abogados, encabezado por Miguel Ontiveros Alonso, están convocados este viernes y el lunes próximo en el Centro de Justicia Penal Federal del Reclusorio Norte, de la Ciudad de México, a audiencias intermedias sobre los casos de la compra de Pemex a sobreprecio de la planta de fertilizantes Agronitrogenados, y los sobornos de la constructora brasileña Odebrecht, respectivamente.

Por los que está sujeto a proceso por los delitos de asociación delictuosa, lavado de dinero, y cohecho, en el caso Odebrecht, y por lavado de dinero en Agronitrogenados.

Caso Agronitrogenados

Hoy la diligencia por el caso Agronitrogenados será presidida por la juez Verónica Gutiérrez Fuentes, y en la misma se prevé que la Fiscalía General de la República (FGR) y la defensa de Lozoya Austin presenten los medios de prueba de los casos de corrupción, mismos que serán admitidos o desechados por el juez, previo a la etapa del juicio.

Al ser consultado sobre el tema, el abogado de Emilio Lozoya, Miguel Ontiveros Alonso, aseguró que el exdirector de Petróleos Mexicanos en el sexenio del priísta Enrique Peña Nieto, sigue colaborando en ambos casos de manera permanente con la Fiscalía General de la República, de Alejandro Gertz Manero.

"Nosotros seguimos en cooperación firme y permanente con las autoridades", comentó brevemente el litigante, que consideró que no hay razón para mantener a su cliente en la cárcel.

En el caso Agronitrogenados, Lozoya Austin ofreció un inmueble valuado en 3.4 millones de dólares a la Fiscalía General de la República, como reparación del daño por la compra a sobreprecio de la planta de fertilizantes.

En su última intervención ante un juez, hace un año, Emilio Lozoya Austin aseguró que los recursos que recibió de Altos Hornos de México (AHMSA), propiedad del empresario Alonso Ancira, fueron antes de que llegara a la dirección de Petróleos Mexicanos.

Incluso reveló que la adquisición de la planta de Agronitrogenados no fue a sobreprecio ya que una vez adquirida y renovada esa planta, Pemex recibió la oferta de compra del 51 por ciento de ella por la empresa Yara por más de mil millones de dólares pero la administración que lo sucedió la rechazó.

Aseguró que el acuerdo para la compra de la planta de fertilizantes fue legal y se avaló por los consejeros de administración de todas las empresas involucradas. "A Pemex se le dio un mandato con el Pacto por México durante la pasada administración en el cual la oposición pidió que el gobierno impulsara la producción de fertilizantes, ya que importarlos resultaba más caro que producirlos en el país a pesar de que se contaba con todos los insumos" expresó.

Cabe recordar que Emilio Lozoya ofreció un acuerdo reparatorio de 10.2 millones de dólares, de los cuales 7.3 eran por el caso Odebrecht y 3.4 por Agronitrogenados, para que la Fiscalía General de la República suspendiera los dos procesos penales en su contra.

Sin embargo, en junio de este año, la FGR acusó que el exfuncionario no ha cumplido con la reparación del daño que prometió, por lo que los procesos penales continuarían sin ningún beneficio procesal.

En el caso Agronitrogenados, la Fiscalía General de la República afirmó que se "le tienen embargados bienes sometidos a extinción de dominio, y que el procedimiento penal continúa sin ningún beneficio procesal".

Con lo único que ha cumplido, Lozoya Austin, según la FGR, es con el pago de 2.6 millones de pesos por concepto de un adeudo fiscal al Servicio de Administración Tributaria (SAT).

En los 12 meses que lleva recluido, Lozoya Austin ya vio dejar el Reclusorio Norte, en libertad condicional, al exsenador panista, Jorge Luis Lavalle, a quien acusó ante la Fiscalía General de la República de recibir sobornos a cambio de su voto a favor de la reforma energética.

Mediante juicios de amparo, que han sido desechados, Emilio Lozoya ha tratado de echar abajo la prisión preventiva justificada que se le impuso en los casos Agronitrogenados y Odebrecht, desde noviembre del año pasado.